Archivo de la etiqueta: vida

PESE A TODO LA VIDA SIGUE

Pese a todo la vida sigue

He decidido  entenderte y salir de mí. Comprender esos impulsos tuyos que te llevan y te traen. La vida no pasa siempre por donde digamos, la vida no nos pertenece. Hoy estamos y mañana nos hemos ido para siempre. 

Guardemos nuestros  reproches y contentémonos, no saquemos lo peor y comencemos a practicar el ayúdate, ayudándome. Esa es una manera de estar, esa es una forma de encontrar una realidad que nos proteja de la lluvia que tan intensamente  nos mojó. Hagamos lo que esté en nuestra mano para encontrar lo mejor, ambos lo mereceremos. Por ello hay que entender lo que nos comporta y salir a la luz, que ella nos haga pantalla para descubrir todos estos cambios que habrá que experimentar. Cambios necesarios para ti y para mí, ellos nos darán otra visión para seguir y así encontrar metas juntos, levantar este ánimo tan tétrico y sentir esperanza, hacer que la vida renazca para ambos y dejar de una vez este pozo tan negro. 

Lo que nos ha pasado es muy amargo, muy horrible y muy intenso. Perder a un hijo es algo que nunca olvidaremos, pero estar así tampoco ayudará a que vuelva. Sabemos que aquí nunca será posible ya, solo en sueños y en los pensamientos que evocan nuestros recuerdos. No nos hagamos más daño del que ya la vida nos ha hecho, levantémonos y de la mano de nuevo caminemos, el final del camino está quizá lejos, aunque no incierto y los serpenteos que traiga, juntos los mitigaremos. Así unidos haremos camino de nuevo y que nuestros ojos vuelvan a ser espejos que reflejen nuestro amor.

Marybella

 © Todos los derechos reservados

PASAJERA DEL MUNDO

Pasajera del mundo

Voy viajando desde hace ya un largo tiempo dentro de esta inmensa nave que es el mundo. Me lleva en su superficie como cagadita de mosca. No soy nada, pero estoy aquí, de eso, no hay duda. Estoy manifestándome y sintiendo lo que me llega.

Cuando  cierro mis ojos y tapo mis oídos y se diluye toda la aborigen que le da vida, desapareciendo, me quedo sola flotando en la nada, bamboleándome como decía Kundela, en  la inconsistencia y en la sutil levedad del ser.

La vida realmente está dentro de uno mismo, somos sus productores de cada día. Palpita a cada instante. Seamos  consciente de ello  para SENTIRLA y LLENARNOS  DE ELLA, es un regalo que hay que saber valorar.

Marybella

© Todos los derechos reservados

NO SIEMPRE SE DA Y SE RECIBE

No siempre se da y se recibe

Hay personas que pasan por la vida casi de puntillas para no molestar. Personas llenas de ternura y de amor, personas educadas y sensibles que solo quieren lo mejor para los demás y parece que a estas personas no se les paga con lo mejor, que es lo que se merecen.

Quizá tenga que triunfar la altivez, la soberbia, el éxito contundente,  para quitarnos el sombrero en este mundo. Pero os digo que los que de verdad triunfan aquí, son esas almas buenas y generosas con los demás, aunque no reciban el premio que tan justamente merecen.

A veces lo dan  todo por los demás olvidándose de sí mismas y su vida se complica tanto,  que a los que les dieron todo en vez de comprender y darles cariño y amor, siguen su vida torciendo  la cara…no tienen tiempo de dar amor.

Sé que aquí en esta vida, la justicia que se encuentra según se proceda,  no es la más equilibrada. Pero sé y confió en otra justicia universal, a ésa nada ni nadie  puede escapar y todos, absolutamente todos,  nos rendiremos a su verdad.

Marybella

© Todos los derechos reservados

BENDITO AMOR

bendito-amor

Cuando me asomo a tu cara
y contemplo esos lindos ojos
que engalanan tu mirada,
algo se trastoca en mi,
dándome todas las energías
que necesito para vivir.
Eres como una dulce melodía
que se adentra poco a poco
y penetra en mi sentir,
haciendo que cada poro
como flor se abra a ti.
Desplegando lo mejor
que habita en mi corazón,
y llenándolo de amor
inquebrantable hacia ti.
Buscándote en cada instante
para que alimentes mi vida
y le des toda su razón,
sin fronteras que lo paren,
ni muros que lo conformen.
Así me envuelvo en el gozo
que sacude mi pasión
y va calentando mi vida
como hoguera crepitante
que renace cada día
en cascadas de ilusión,
para que todo se bendiga
y le de gracias a Dios.

Marybella
© Todos los derechos reservados

BALADA PARA DOS AMORES

los enamorados

Pintura “Los enamorados sueñan” de Maribel Durán

Sé que cuando toco en mí, tu cuerpo,
lo está,
y tú, en algún lugar puedes sentirlo...

Despierto por la noche
abrazándote en el vacío.
Me levanto descalza
por la sala y camino,
luego hago remolinos
con mis dedos y
sobre la tela
busco tus palabras,
sinceras palabras de amor.
Busco mensajes de cariño
por ese camino
virtual que imagino

Sueño y pido este instante
que mi cuerpo planchado,
hecho hoja de papel
en el solo haz
de tu partitura,
donde escribo a besos
y con ella toco la ternura
que se abre para ti,
solo para ti, mi amor

Sigue la vida paralela,
donde te espero siempre
en la bella encrucijada del destino

Abismo es tu cuerpo, desde donde me quiero lanzar y volar…
sobre tu plataforma desnuda de todo pudor
para más allá de ser contigo,
ser en espíritu indestructible de amor

Soñarte en cada instante y rememorar tu esencia
grabada en mi ser a fuego y cal.
Con eso te vivo y te siento en lo más profundo de mi,
no queriendo mucho más que suspirar y
beber tus besos en PAZ

El Pescador & Marybella
© Todos los derechos reservados

ENTRE REALIDAD Y FANTASÍA

entre-realidad-y-fantasia

Envuelta en pétalos de delicada rosa hago mi debut. Salgo al escenario de la vida y miro queda la cabalgata que ante mí se despliega. Luego, sola y en penumbra, me recojo para ir desgranando algunos momentos de vida…, momentos ataviados de mil incertidumbres, de mil nostalgias, de mil inquietudes, de mil pensamientos que se esconden y vuelven a resurgir hilvanados entre los pliegues que los va madurando.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

NUNCA TE DESANIMES

nunca-te-desanimes

Un impulso reverente, me acercó a ti, cuando te vi de rodillas delante de la pared y tu frente golpeaba contra ella una y otra vez.

Llorabas afligido preguntándote, ¿qué si no habías pedido venir, por qué se te trataba así?

Pensé que algo muy pesaroso tendrías cuando te postrabas de esa manera. Tu llanto poco a poco dejó de fluir y una calma acompasada se fue haciendo dueño de ti.

Levantaste la cabeza y fijándote en mí, me miraste tristemente, mientras tus lágrimas dejaban sobre tu pálida tez, esos canalillos salados que evidenciaban  tu pena.

Puse mi mano en tu hombro y con la otra acaricie tu espalda y dándote varios toques te animé a levantarte. No sabía que tenías, pero sí, que sufrías.

Te dejaste dócilmente llevar y me contaste que tu vida desde la niñez no había dejado de penar.

Primero fuiste un niño sin hogar, abandonado a tu suerte delante de un portal. Te recogieron y se hizo cargo de ti la municipalidad.

Creciste solo, aunque rodeado de mucha gente que trasegaba cerca de ti. Apareciendo  y desapareciendo tan rápido como habían  llegado.

Nunca se te acercaron por amor dentro de esa institución, ni te preguntaron lo que pasaba por tu corazón.

Cuando llegaste a los 18 años, te tuviste que marchar a ganarte la vida, y sin familia que te amparara,  te pusiste a trabajar.

Poco a poco la vida te fue ubicando dentro de la sociedad. Después conociste  a una mujer que era como tu ángel celestial.

Os enamorásteis  y juntos una nueva vida deseásteis comenzar. Fueron duros esos tiempos  para poder ser dueños de un hogar y luchaste denodadamente con empeño y sin parar.

Pero te sentías tan feliz de ver que ¡por fin! importabas a alguien y que existía esa presencia junto a ti, que no reparabas en nada más.

Un día tu mujer te dijo que latía una nueva vida dentro de sí. Si con ella ya eras feliz, tu corazón ante esto se derritió. ¡Que bendición tan grande te inundó!

Ibas a ser padre y darle todo el amor que a ti tanto se te negó y que la vida solo ahora te ofreció.

Miedo te daba de ser tan feliz y hasta te pellizcabas por si no era realidad y solo soñando estabas.

Cuando creías con tus dedos rozar el cielo, unos nubarrones muy grises cayeron.

Tu mujer te dejó. Sufrió un cruel accidente y murió, sin poderse salvar esa vida que latía en su interior.

Fue tanta tu pena, que querías morir, y desaparecer cuanto antes, de esta vida perra que solo te había hecho sufrir.

Pero no te dejé solo, te miré con los ojos del amor y poco a poco fue  llenándose tu corazón de una nueva savia, llamada ilusión.

Nunca más nos separamos, tu dolor hice mío y tomándonos de las manos decidimos caminar juntos.

Hace ya muchos años que unimos nuestro destino  y una nueva vida edificamos sobre tus cimientos derruidos.

La vida te quitó mucho, pero luego te restituyó con creces lo perdido. Nos regaló nuestro amor y nos coronó con las perlas que son nuestros hijos.

Después llegaron  los nietos, dándonos todavía más alegría, disfrutando con sus nuevas vidas.

Aún seguimos caminando juntos, acompañándonos, cuidándonos y amándonos cada día, si cabe, un poco más.

Con ello aprendiste  que el escenario de la vida a veces puede ser cruel, pero que siempre que amanece un nuevo día, el sol puede brillar y  la vida que vivimos cambiar.

Marybella

© Todos los derechos reservados