Archivo de la etiqueta: vida

NO LLORES SIN REVISAR LO QUE POSEES

070B4C05-515E-46CA-B10F-F183DE0AE20D

Yo sé que la vida no es fácil, son muchos los avatares que tocan, si o si, a nuestra puerta, y con ello, son muchas las nubes que descargan aguaceros irrefrenables donde a veces se disparan los truenos y relámpagos. Pero he de decir, que tarde o temprano la tempestad pasa, y aunque, quizá nos deje algo aturdidos, siempre se gana en experiencia y en hacernos fuertes para sortear otros obstáculos, y con ello, ir desarrollando e impulsando nuestra propia autoestima. O ¿Pensáis acaso, que la vida se nos regala sin más?

Yo no soy de esas personas que voy ventilando de continuo lo que sucede en mi entorno, ni tampoco, en mi intimidad. Soy muy pudorosa con todas las cuestiones que afectan a mi vida privada, y lo que pueda parecer por fuera,—y eso creo que es también el 99% de las veces en otras personas— no tiene que ver nada con lo que acontece de verdad en los mil y un problemas que se nos van presentando en el día a día. Pero no obstante, en mi se produce una experiencia vital que se puede resumir en el dicho: al mal tiempo buena cara. Es decir, me considero una persona POSITIVA y OPTIMISTA, porque he constatado, pese a todos los problemas de los que nos vamos envolviendo, que el nivel vibratorio alto y positivo de nuestro estado es fundamental para conseguir sentirnos mejor y atraer a su vez lo mejor.

Los niveles bajos de vibración en nuestro estado no nos producen más que tristeza, desgana, y si se prolongan en el tiempo, hasta depresión; qué, como todos sabéis: es una enfermedad del alma que crea una disfunción total donde solo se quiere desaparecer.

Es necesario que sepamos canalizar las emociones de una manera racional para conseguir, que ante ciertos acontecimientos o circunstancias, no nos perturben y nos hagan perder el norte. Para ello, es muy importante que nuestros pensamientos busquen salidas hacia la luz y nos hagan valorar tantísimas cosas como poseemos en forma de cualidades y en nuestro entorno afectivo y también material. Porque parece que solo valoramos lo que no tenemos, y lo que si tenemos, no le hacemos ningún aprecio. Por ejemplo: sabemos que tenemos dos piernas para caminar, dos brazos con sus dos manos para ejecutar múltiples tareas, una inteligencia dada que se manifiesta bajo diversas capacidades… Pero todo esto, al día a día, ni lo tenemos en cuenta. Nos tendría que faltar alguno de estos tesoros para darnos cuenta de lo que supondría su pérdida. Justo a eso me remito, creo que sobre todo somos muy DESAGRADECIDOS con nuestra vida, porque no tenemos en cuenta los prodigios que de continuo también están en nosotros y con nosotros. Si nuestro pensamiento se volviera positivo y sin miedos, pese a que alguna que otra vez nos pasara factura la vida, resurgiríamos siempre nuevamente y con renovado ímpetu. Así  como lo hace el sol, cuando durante un tiempo, ocultó su intensidad y brillo debido a las nubes que a veces transitan por el cielo.

Somos humanos y los sentimientos son fundamentales en nosotros, precisamente, son los que nos hacen ser humanos. Sigamos teniendo corazón para sentir lo que vibra y nos hace vibrar en la vida, pero siempre, AGRADECIENDO y dándole toda la importancia a lo que ya tenemos, y no pasando por aquí, como unos seres lastimosos que solo ven el vaso medio vacío y que siempre se están comparando con el que creen que le va mejor. CADA UNO LLEVA SU CRUZ, y el que no la divulgue, no quiere decir que LE PESE MENOS. Es cuestión de aceptar, y desde ahí, edificar hacia lo que creamos que nos pertenece. Buscándolo  sin mendicidad y con la fortaleza que nos da nuestro derecho de ser seres completos para conseguir nuestras metas.

Que lo material no sea lo único que puebla nuestra ambición, que ella se vista de espiritualidad para comprender, cada vez más, lo que de verdad es importante en nuestra vida y nos marca decisivamente. Tú ya eres un universo de belleza sin par y estás dotado de múltiples herramientas para crear y alcanzar tus metas, solo: ¡BÚSCALAS!

Tened en cuenta esta bella y sabia frase metafórica de Ravindranath Tagore, que resume perfectamente lo expresado aquí: “Si lloras porque has perdido el sol, tus lágrimas no te dejarán ver las estrellas”

©Marybella

CARLOS

1475816F-7A35-453E-994E-710AC978DEEC

Te llamas Carlos
y un día insospechado
llegaste a mi vida.
Yo no lo sabía,
pero mi instinto
algo me apuntó.
Porque en tu nombre
presagié parte de tu ser:

Por la C de cariñoso
Por la A de amante
Por la R de razonable
Por la L de lealtad
Por la O de oyente maravilloso
Por la S de sabiduría

Y hoy puedo decir,
sabiéndolo plenamente:
Que ese día me tocó la lotería.

La mejor, de la mejor
que te puede tocar,
para sentir como el amor,
teje su manto cálido
con comprensión y respeto.
Y cada día va poniendo
dosis de ilusión
que eleva ese sentimiento.

Desde entonces,
amaneceres de muchos calados
se han escrito
en el devenir de nuestros días.
Desde nubes oscuras que dejan rayos y lluvias,
a soles que impregnan todo de luz y alegría.
Así, como la vida misma.

Pero juntos hemos hecho camino
y formado una familia.
Y juntos, y con empeño,
que fortalece nuestros días,
hemos escrito este capítulo
que da rienda
al libro de nuestras vidas.
Con tinta que sale del alma
y va imprimiendo los hechos
que en esta realidad
se van sucediendo.
Poniendo de manifiesto,
que con amor todo se puede,
porque siempre pone
lo mejor dentro del paisaje
para recorrer los caminos
que la vida trae.

Y sin ti, 
yo no sería la misma.

GRACIAS

©Marybella

ESPÍRITU&MATERIA

nunca-te-desanimes

Si la vida fuera sueño no habría realidad. A veces ¿quién la quiere?.

Lo ideal sería poder tejer con los hilos de sueño una hermosa realidad, abrigar nuestro presente con ese tejido y conseguir el entramado que nos proyecte a un venturoso futuro.

Pero somos humanos y vivimos materializados en un cuerpo orgánico que demanda continuamente todo tipo de atenciones materiales. Después de asistirlas, se haría necesario darnos cuenta de que el espíritu que nos anima está muy por encima de todas esas necesidades o esclavitudes que tanto nos afanan, y con ello, buscar la verdadera satisfacción que nos alimente el alma y nos haga sentir ese júbilo que redime toda derrota mundana y nos da alas para superarnos y rozar la felicidad.

Esa llave la tenemos todos, no es mágica…es celestial y con ella se abre el fundamento que nos dota de toda la dimensión de la que estamos formados. Un poco de exploración hacia ella es lo que de verdad nos hará sabios para saber lo que merece la pena y salvar tanto vacío como dejamos se instale en nuestras vidas.

No obstante, la vida es el mejor de los regalos que se nos brinda. Dejemos de autoengañarnos y hagamos con ella borrón y cuenta nueva para buscar y desarrollar lo que de verdad importa.

©Marybella

LA NEBULOSA MENTAL

La nebulosa mental

Cada día le pregunto a la vida tantas cosas…que quizá, la vida ya me esté respondiendo, pero puede que me encuentre ciega y sorda para darme cuenta y calibrar. Por eso me impaciento y saco mi frustración derivando culpas hacia el exterior a diestra y siniestra, hasta que consigo serenarme y es entonces, cuando me van llegando vestigios de esas respuestas. Después, ellas consiguen llevarme a un plano de humildad donde mi capacidad de comprensión me hace entender lo que fluye bajo la marea. Es ahí, donde a veces está el quid de la cuestión, donde fluyen corrientes cálidas que necesitan aflorar y romper la escarcha que no les da rienda. Encontrando de nuevo esa paz que despeje mis desasosiegos e incertidumbres, con los que demasiadas veces, envolvemos nuestros pasos por la vida.

Me he dado cuenta desde hace tiempo, que nosotros realmente, tenemos en nuestro interior la “varita mágica” para producir todos los cambios necesarios. Poseemos todo un arsenal de herramientas para ello, pero tenemos que buscarlas en nuestro cajón de sastre y desear sacarlas a la luz para que ejerzan su función. Si no lo hacemos es: o porque no lo intentamos, no creemos en nosotros mismos o tenemos miedo anticipado ante tantas dudas o imposiciones como crea nuestra propia mente., muchas veces nuestra peor enemiga.

Poder controlar la mente se hace muy necesario si queremos encontrar la armonía dentro de nosotros, saberla neutralizar y acallarla para que nos deje sosegarnos y no nos ahogue en las propias angustias que sabe crear. Para ello tenemos que enfocarnos en la realidad que vivimos y en las proyecciones que continuamente estamos haciendo sobre esa realidad de la que formamos parte. Después, poner el STOP y analizar las emociones que nos pueblan ante esos hechos. Ellas son una guía magnífica para detectar todo el sistema de respuestas que vamos desencadenando en nuestra actuación cotidiana. Con ellas podemos ayudarnos a encajar pieza a pieza, el porqué de múltiples y diversas conductas que tenemos ante cuestiones varias que nos van llegando, y que tenemos que saber gestionar de la mejor manera para que no se nos queden en la mochila y su peso no nos dejen caminar, o sea cada vez más difícil hacerlo con ellas.

Si amamos la libertad y creo que es así, tenemos que darnos cuenta que no hay que buscarla fuera, sino que ya está en nosotros mismos, y para ello, tenemos que saber encontrarla, porque somos nosotros los que la estamos boicoteando continuamente con nuestra manera confusa e incorrecta de proceder. Y ello se produce por todas las acciones y malos enfoques que manifestamos sin una base real, derivada de los miedos que proyecta nuestra mente e inunda nuestro día a día, cargando nuestras vidas de energías negativas que actúan en la misma frecuencia energética, atrayendo a su vez lo peor.

Amarnos a nosotros mismos es un paso esencial, que nos va a ayudar enormemente a elevar la autoestima y va a conseguir que proyectemos de nosotros lo mejor, y eso mismo, es lo que vamos a recibir de los demás. Eso es, como un rayo de sol que se abre paso entre la espesura gris de las nubes y hace que todo comience a experimentar un cambio.

Buscar la libertad en uno mismo, es derribar todos los muros internos que hacen infranqueables nuestros pasos por la vida.

ATRÉVETE Y ABRIRÁS LA PUERTA PARA ENCONTRAR LO MEJOR DE TI.

© Marybella

SENTIRNOS AMADOS

image

 

Desperté gozosa sintiéndome entre tus brazos, ellos amorosos me rodeaban y con esa seguridad decían que me supiera querida y amada.

Cuantos gestos sin palabras son los que de forma espontánea nos hablan de mil maneras y van dándonos esas dulces recompensas que la convivencia a veces trae. Ellas son reflejo del lago profundo que subyace y que va dejando que desagüe y derrame el afecto y el cariño que desborda su interior.

Esas expresiones son únicas y confluyen con momentos que se viven en sentida comunión, quizá se acompañen de una mirada, de una sonrisa, de una caricia, de un beso, de un abrazo, de una lágrima vertida desde nuestro corazón; pero llegan a hacerse tan necesarias para sentir ese calor y bañarnos en amor, que es el agua que la vida nos da para regar ese fruto que germinó y día a día se robustece dando continuos y frondosos brotes de sentido amor.


Esa es realmente la llama que prende con fuerza, vivificando esa sensación, dándonos la pauta que reconforta el alma y como un rayo proyecta felicidad. Dichosos los enamorados que lo siguen estando después de caminar juntos muchos años, y se siguen mirando a lo ojos viendo ese lago que cada día sigue desaguando entre ellos amor. Es el mejor nutriente de vida para sentirnos con mayor plenitud y sacar de nosotros lo mejor.


El amor dentro de las personas puede adquirir, cuán escultura, un sin fin de formas diferentes y puede conseguir, de manera espléndida, que se instale en el corazón de los demás.

  • Marybella

    © Todos los derechos reservados.