Archivo de la etiqueta: soledad

NUNCA TE DESANIMES

nunca-te-desanimes

Un impulso reverente, me acercó a ti, cuando te vi de rodillas delante de la pared y tu frente golpeaba contra ella una y otra vez.

Llorabas afligido preguntándote, ¿qué si no habías pedido venir, por qué se te trataba así?

Pensé que algo muy pesaroso tendrías cuando te postrabas de esa manera. Tu llanto poco a poco dejó de fluir y una calma acompasada se fue haciendo dueño de ti.

Levantaste la cabeza y fijándote en mí, me miraste tristemente, mientras tus lágrimas dejaban sobre tu pálida tez, esos canalillos salados que evidenciaban  tu pena.

Puse mi mano en tu hombro y con la otra acaricie tu espalda y dándote varios toques te animé a levantarte. No sabía que tenías, pero sí, que sufrías.

Te dejaste dócilmente llevar y me contaste que tu vida desde la niñez no había dejado de penar.

Primero fuiste un niño sin hogar, abandonado a tu suerte delante de un portal. Te recogieron y se hizo cargo de ti la municipalidad.

Creciste solo, aunque rodeado de mucha gente que trasegaba cerca de ti. Apareciendo  y desapareciendo tan rápido como habían  llegado.

Nunca se te acercaron por amor dentro de esa institución, ni te preguntaron lo que pasaba por tu corazón.

Cuando llegaste a los 18 años, te tuviste que marchar a ganarte la vida, y sin familia que te amparara,  te pusiste a trabajar.

Poco a poco la vida te fue ubicando dentro de la sociedad. Después conociste  a una mujer que era como tu ángel celestial.

Os enamorásteis  y juntos una nueva vida deseásteis comenzar. Fueron duros esos tiempos  para poder ser dueños de un hogar y luchaste denodadamente con empeño y sin parar.

Pero te sentías tan feliz de ver que ¡por fin! importabas a alguien y que existía esa presencia junto a ti, que no reparabas en nada más.

Un día tu mujer te dijo que latía una nueva vida dentro de sí. Si con ella ya eras feliz, tu corazón ante esto se derritió. ¡Que bendición tan grande te inundó!

Ibas a ser padre y darle todo el amor que a ti tanto se te negó y que la vida solo ahora te ofreció.

Miedo te daba de ser tan feliz y hasta te pellizcabas por si no era realidad y solo soñando estabas.

Cuando creías con tus dedos rozar el cielo, unos nubarrones muy grises cayeron.

Tu mujer te dejó. Sufrió un cruel accidente y murió, sin poderse salvar esa vida que latía en su interior.

Fue tanta tu pena, que querías morir, y desaparecer cuanto antes, de esta vida perra que solo te había hecho sufrir.

Pero no te dejé solo, te miré con los ojos del amor y poco a poco fue  llenándose tu corazón de una nueva savia, llamada ilusión.

Nunca más nos separamos, tu dolor hice mío y tomándonos de las manos decidimos caminar juntos.

Hace ya muchos años que unimos nuestro destino  y una nueva vida edificamos sobre tus cimientos derruidos.

La vida te quitó mucho, pero luego te restituyó con creces lo perdido. Nos regaló nuestro amor y nos coronó con las perlas que son nuestros hijos.

Después llegaron  los nietos, dándonos todavía más alegría, disfrutando con sus nuevas vidas.

Aún seguimos caminando juntos, acompañándonos, cuidándonos y amándonos cada día, si cabe, un poco más.

Con ello aprendiste  que el escenario de la vida a veces puede ser cruel, pero que siempre que amanece un nuevo día, el sol puede brillar y  la vida que vivimos cambiar.

Marybella

© Todos los derechos reservados

 

 

EL GUERRILLERO

 

EL GUERRILLERO

POEMA INSPIRADO EN EL DOLOR QUE SUFRE UN CAMPESINO QUE LE OBLIGAN A SER GUERRILLERO. CUANDO VUELVE DE LA GUERRILLA SUCIO, HERIDO Y MAL NUTRIDO, SU CASA YA NO ESTA, OTROS CON ODIO SE LA HAN DESTRUIDO Y SEGADO LA VIDA DE SU MUJER Y SUS HIJOS. ES UN HECHO REAL.

¿Quién soy yo?

Una noche que se pierde

una noche que se rompe

al sonido del reloj.

Mi amargura es tan fuerte

que huyó de mi propia soledad.

Lo que más amaba

me lo hicieron abandonar.

Es la guerra la que me condena.

Y mi piel de escarcha y nieve

se está muriendo de pena

sin tener quien la consuele.

No tengo luz, ni descanso,

ni presente, ni futuro.

Mi vida rota de llanto está.

¿Quién soy yo?

Un fusil en el hombro,

una pierna mal herida,

una cabeza mal vendada

rota por las heridas.

Heridas del corazón

los cuerpos caen sin vida.

Oscuro amanecer

¿qué seré yo mañana?

¿me tocará a mi caer?.

Padre de los cielos

perdona mis pecados,

en esta guerra que vivo

mi sangre los va limpiando.

Lloro junto con mis penas,

no tengo sangre en mis venas,

pálido está mi cuerpo

porque ellas ya no riegan.

No tengo casa ni gente,

me cortaron la alegría

dejando lloros atrás

de lo que yo más quería.

El alma se me quiebra

por esta impotencia mía

de tener que sollozar

en silencio mi agonía.

¿Qué soy yo?

Un árbol despojado de sus hojas,

un árbol despojado de su piel,

un árbol sin raíz que a punto está de caer.

El yo que me creía

murió allá en el frente,

ya solo vivo con el dolor

de haber perdido a mi gente.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

MAL DE AMORES

FIANCEE-BODAS-NOV-2014-SALUD-MAL-DE-AMORES-01

Furia me da comprender que ya no te importo. Te alejaste de mí sin tener siquiera unas palabras que entibiaran esa terrible ausencia que desde ahora tengo que soportar. No sé, si mi corazón te lo podrá perdonar algún día, porque me lo dejaste completamente roto.
Puse mi vida en tus manos y todo mi sentimiento. Soñé de día y de noche, despierta y dormida con tus besos, con tu boca susurrándome al oído ¡cuánto te quiero!, con tus ojos verdes y traicioneros, guiñándome después de tus requiebros, con tus horas fundidas en las mías mientras todas las ilusiones se iban sucediendo.
Qué dulce y hermoso me pareció todo eso que nació, tanto es así, que hoy tengo completamente muerta mi vida, sólo me alimento del dolor que me causa esta herida que tu ausencia me dejó. Vivo con soledad interior y sin ninguna ilusión. Tengo tanta tristeza dentro de mí,  que el día no tiene sol, ni luna, ni estrellas, sólo un grueso manto de dolor donde llorar mi pena.
Si vinieras de nuevo, seguro que caería rendida a tus pies, ¡estoy tan débil!,  fue tanto lo que te adentre en mí, que te llevaste sin apreciarlo siquiera, la mitad de mi ser. Esa parte alegre, dulce y soñadora que tanto dijiste que de mí amabas. Ahora en mi postración ya no me encuentro y no veo ninguna luz que me guie en estas horas  tan aciagas.
Sólo me queda el tiempo para atenuar mi sufrir y poder renacer algún día, cuando la vida sea de nuevo mi amiga y me traiga nuevas ilusiones con quien compartir.

Maribel Durán
© Todos los derechos reservados

SOY Y SOMOS

nueva-york-2-1

El ser humano es un ser en si mismo, posee una integridad esencial y única, formada por el alma, la mente y el cuerpo. Estos tres estamentos están entrelazados dando soporte al concepto “hombre”, primero se tiene que Ser para poder llegar al Somos. Precisamente por ser traídos al mundo por una pareja “padres” empezamos ha tener garantizada una sociabilidad.

Ancestralmente el hombre  se agrupó para garantizarse una protección y cubrir unas necesidades de supervivencia. Posteriormente siempre ha existido una razón para seguir con ello, todo el mundo es una red interconectada por múltiples intereses desde la  familiar, a la más extensa demarcación geografica.

El hombre solo, es un todo con respecto a si mismo, pero es como una partícula microscópica  disgregada sino toma cuerpo dentro de una sociedad. Sociedad de intercambio de bienes espirituales, culturales, educacionales y materiales económicos. Eso precisamente es un complemento esencial que hace que esa esencia como hombre se proyecte dando un amplio campo a la interacción en sus múltiples facetas.

Todo esto clarifica que somos seres sociales y que ademas de serlo por cubrir unas necesidades materiales, lo somos también porque necesitamos socializar, debido a que necesitamos salir de nosotros y entrar en los otros. Una manera de conseguirlo es precisamente la comunicación. El poder entendernos, el saber que existen otros individuos con los cuales compartir aficiones, con los cuales tener afinidades, con los cuales empatizar…etc..si esto no se cumpliera y dada la naturaleza social del hombre, nos sentiríamos incompletos.

No obstante existen una serie de verdades internas en la propia esencia del ser humano que sí seria necesario intentar su búsqueda y profundizar para alcanzar  armonía interna y garantizarnos un mejor equilibrio para fluir en sociedad.

Consideró no obstante que cada individuo tiene su personalidad y eso lo caracteriza. Hay personas extrovertidas que necesitan gente para todo y otras más introvertidas que no desean un círculo amplio para interactuar. Se sienten a gusto quizá con un pequeño grupo de íntimos y no necesitan más para encontrarse bien.

El ser humano  necesita un espacio vital, esto es,  un espacio físico y psicológico que le posibilita sentirse bien. Respetar ese espacio los unos a los otros es vital para llevarse bien y sentirse a gusto.

La soledad de algunas personas, que quizá este tipo de sociedad entraña, la entiendo  como una posible añoranza por encontrar esa fuente que complemente y transcienda a la persona. La soledad es la causa de no encontrar precisamente el vínculo que nos abra hacia esa interacción  con los demás. A veces es producida por la apatía del que la siente o pereza por relacionarse quizá a un nivel más profundo. Otras puede ser aislamiento autoinfringido por timidez, por sentir rechazo de los demás, por miedos, incluso por orgullo y altivez….etc..

Pero el individuo es mucho más cuando se proyecta en una sociedad, así consigue sumar y crecer como persona y también como sociedad.

Creo que el fundamento del ser humano va parejo entre el conocimiento de si mismo y la interacción que experimenta con lo que lo rodea, ambos son necesarios para hacerlo evolucionar y crecer, tanto a nivel individual-emocional-intelectual como socialmente y esto funciona como un circuito de   retroalimentación y estimulación continua.

Existen instrumentos puestos a nuestro servicio y  que avanzan a pasos agigantados, me refiero a las nuevas tecnologías de la comunicación y la información. Extrapolaciones de las investigaciones científicas sobre las leyes de la física, nos han dado cada vez más una  tecnología puntera que gracias a los satélites artificiales orbitando alrededor del globo terráqueo han conseguido un desarrollo exponencial y abaratamiento en la posibilidad del acceso a la comunicación mundial en segundos. Ello ha hecho posible que no existan distancias en el globo terráqueo para comunicarnos si tenemos tecnología doméstica e individual para ello. Ante esta posibilidad tan cómoda y económica, sin necesidad de desplazamientos, sincronizándolas con otras tareas y sin cumplir escrupulosamente horarios, nos ha facultado a lanzarnos a los medios virtuales y a interaccionar virtualmente en ellos y como todo en esta vida, tiene sus pros y sus contras, pero al otro lo podemos ver y oír tras una pantalla con el Skype, o hablar y escribir en los chat, en las redes sociales, se está estandarizando tener móviles inteligentes.etc…realmente no estaremos físicamente cerca, pero sí muy comunicados y nunca antes tan informados a todos los niveles que se necesiten, y a golpe de tecla.

Por otro lado una sociedad capitalista tiene que ser obligatoriamente consumista si se quiere mantener el sistema, son sociedades más avanzadas y con un crecimiento económico y de posibilidades siempre al alza. El problema del consumismo radica en no establecer un orden de prioridades y valores dentro del mismo y tapar carencias emocionales con compras innecesarias. No tiene porque ir pareja la soledad de un individuo con la infatigable necesidad de compra, puede que alguna vez, pero no siempre, sino más bien con un vacío existencial provocado por no haber sentido ni buscado dentro de su mismidad. A veces algunos llegan a ser unos grandes desconocidos para ellos mismos y eso es algo que tarde o temprano tiene que caer por falta de cimiento.

Concluyó, el ser humano siempre ha estado sometido a continuos cambios en su entorno y ha tenido que reaccionar ante esa tensión que ellos le producen. Lo ha hecho adaptándose paulatinamente a ellos y buscando la mejor manera de sacarle provecho, y creo,  está en su condición seguir haciéndolo, pues es casi una imposición social, unificar para avanzar socialmente.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados