Archivo de la etiqueta: ser

LOS QUE ESPERAN

 

tumblr_nwu11dU2RW1qeqrhuo1_500

 

Fantasmagórica y etérea,

transitas el espacio en el limbo de los que esperan.

Eres nada,

serás todo cuando tu ser trascienda y

esa carne traslucida se haga carne doliente,

allá, donde la vida poco a poco te de siembra.

Maribel Durán
© Todos los derechos reservados

CREAR ABUNDANCIA PARA COMPARTIR EN NUESTRAS VIDAS

11665409_960707457351671_8625756287344221696_n

Cuando se logra conectar con la sabiduría genuina que todos llevamos dentro, se fluye en ella y damos a manos llenas sin necesidad de esperar nada a cambio y con total desinterés. Está conectada a la fuente de la consciencia cósmica,  que siempre fluye de manera inagotable y sin preocuparse de su caudal. Todo el mundo puede tomar de ella, aunque nadie da las gracias, pero es que ella no lo necesita, porque está creada para dar de ese manantial de agua pura, sin limitaciones, sin reservas, sin esperar nada.

Así es la vida, cuando más das, sin esperar nada, mas surges con la esencia misma del Ser., porque te vuelves inagotable, todo lo embelleces, todo es para todos, sin esperar nada a cambio, sin pedir que te den las gracias, sin pedir absolutamente nada, porque cuanto más se abandona uno en la nada, más te vuelve del todo.

Con esa plenitud vas descubriendo la esencia que te conecta a esa fuente inagotable, de lo que es “La conciencia” del Ser.

Cuanto más “apego” se tiene a las cosas, y las personas, más pronto se pierden y más esclavos somos. Cuando dejas de tener apegos, cuando dejas de tener esa necesidad de necesitar, es cuando realmente te vuelves abundante, porque vas creando esa abundancia en todo, desde el amor que nace del interior das y al mismo tiempo te complaces en la gratitud porque cada día es un regalo Divino. Si respiramos es porque hay vida y el aire es inagotable y mientras haya vida, hay todo y a manos llenas.

Solo cuando se aprende a mirar todo aquello que a veces no solemos ver…pero que está, no lo dudéis, es cuando sabemos apreciar lo sumamente afortunados que somos y nadar en la auténtica abundancia del Ser.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados