Archivo de la etiqueta: naturaleza

AMARILLO

amarillo

Me encanta este color, es sol de vida.

Cuando el amarillo llena el escenario de la naturaleza.

El oropel de sus destellos 
embellece lo que toca.
El contraste se ensalza
dándole más brillo

La tonalidad que baña
se incrusta en mil hilos,
dando calor y color
en forma de amarillo.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados.

 

LA PRIMAVERA

FB_IMG_1458478419428

ESTE ES EL CANTO ETERNO QUE LA PRIMAVERA DESPLIEGA SOBRE LA TIERRA, RENOVÁNDOLA DE VIDA CADA AÑO.

Mirad amigos de este lado del Atlántico como la naturaleza se despereza del letargo invernal y hace sonar la campana que indica la llegada de un nuevo ciclo. Las semillas rompen su envoltorio pariendo los primeros brotes del año. Las plantas inician su tiempo de floración e inundan campos y bosques de aromas frescos y vivos colores. A partir de las 6 de la tarde de hoy 20 de Marzo la luz del sol domina a la noche y el frío se despide con un “¡hasta el invierno que viene!” para dejar paso a vientos templados que limpian el aire y anuncian la próxima llegada del calor estival. La naturaleza, en definitiva, se llena de vida y estalla su belleza verde, el color de la primavera.

Es en esta época del año cuando de forma más evidente se manifiestan en la naturaleza procesos como el nacimiento, el crecimiento y la renovación. Y aunque a veces con nuestro comportamiento parece que lo olvidamos, el ser humano también forma parte de la naturaleza. Al igual que los animales y las plantas se preparan para recibir cada nueva primavera, nosotros también debemos adecuar nuestro estado físico y anímico para disfrutar plenamente del amplio abanico de posibilidades que nos ofrece esta estación. Cuando te despiertes por la mañana, abre la ventana, respira hondo y haz tuyas las palabras del escritor y naturalista estadounidense Henry Thoreau (1817-1862): “Mide tu salud por la alegría con que miras la mañana y la primavera”.

Aprovecha esta época del año para llevar a la práctica los proyectos que quedaron aparcados en invierno

Los chinos llaman a esta estación “primer movimiento” y hacen coincidir el comienzo de su año con el declinar del invierno. No son los únicos. Son muchas las culturas que se preocupan por adaptar el reloj biológico humano a los ciclos de la naturaleza, ya que las estaciones y su clima influyen no sólo en nuestro estado físico, sino también en el anímico. Por lo tanto, debemos aprovechar la fuerza de la primavera, el caudal de vida y energía que emerge en esta época para ‘florecer’ como personas: para crear, desarrollar y llevar a la práctica las ideas y proyectos que han quedado estancados durante el invierno. Frente al recogimiento invernal, la primavera es la pasión del descubrimiento, la necesidad de explorar nuevas facetas que enriquezcan nuestra vida. Transforma tus problemas en retos y convierte el presente en un acto de creatividad constante.

Desde este rinconcito del mundo, donde florece la primavera, os envío a todos un gran beso.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

ENCUÉNTRATE

image

 

Hay veces, que mirando al mundo yo me pregunto, ¿Hacia dónde vamos?, y me lo pregunto porque la mayoría de las veces no lo sé. ¿Acaso somos hojas, que el viento puede arrastrar? A veces me parece tal como lo veo, que así parece que sea.
Pues no, no somos hojas, sino entes animados revestidos de materia. Y además de mente tenemos espíritu, que es eterno, es energía que nos modula y nos hace vibrar. Entonces, por qué nos dejamos arrastrar y no miramos hacia nuestro interior para recuperar la verdadera fuerza de la que estamos dotados.
Si tuviéramos un diálogo interior de continuo, sabríamos donde pisamos y cometeríamos muchísimos menos errores que nos hacen infelices, porque sé, que dentro está la sabiduría de la que todos, absolutamente todos, estamos dotados.
Esa sabiduría es auténtica, no hay que valorarla, solo ES, y nos puede abarcar en todas las parcelas que habitamos los seres humanos y darnos el norte de nuestras vidas, seguro que con ella actuando, se consigue la armonía de la que carece gran parte de este mundo.
Donde realmente veo armonía sin par es en la naturaleza, lo tiene todo, lleva ese mensaje energético para lo que fue creada y lo desarrolla al 100%, de ahí, su inconmensurable hermosura cuando se desarrolla con todo su esplendor, nadie la cuida, no lo necesita, ya lleva todos los códigos de su función. Por qué nosotros, que nos creemos criaturas cuasi perfectas y por encima de todo lo creado, no somos capaces de alcanzar esa armonía intrínseca.
Creo que tengo la respuesta, si fuésemos más humildes y nos fijásemos con los ojos del alma en todo lo que nos rodea, encontraríamos tantísimos mensajes que desde siempre están ahí, clamándonos de mil maneras y nos servirían como espejos donde mirarnos. Pero no, preferimos que con nuestros orgullos, a veces infames, y nuestros egos enormes y desatados, nuestro parloteo inagotable mental y nuestras faltas de escrúpulos, nos dejamos llevar por la corriente, y lo peor de todo, sin saber nunca colocar el ancla.
Creo que cada uno en su vida tiene que encontrar ese momento donde recuperarse de tantísimo ruido y bullicio mundano, de saber cuales son sus límites en la parcela de su vida y acotarlos para no dejarse invadir por tantísima banalidad que lo único que hace es dispersar y confundir.
Es muy importante reflexionar, y hacerlo desde la normalidad de nuestro día a día. Ser conscientes y mantenernos alertas de lo que realmente resulta peligroso para nuestra integridad.
Somos personas con potencialidades que ni sospechamos, nos dejamos avasallar por lo de fuera y no desarrollamos lo que realmente somos y de seguro actuaría dándonos suma felicidad. Esa felicidad es la nueva luz que nos iluminaría dando a manos llenas bienestar hacia afuera.
Está reflexión es voluntad imperecedera que debe mantenerse en nuestro yo profundo, y nos lleva a comprender los fundamentos que nos comportan y nos dan verdad de vida.
El amor es una vibración que forma la base de la vida y como árbol que tiene bien enraizadas sus raíces, crece con tronco robusto y se expande con muchísimas ramificaciones para llegar hacia todos los puntos., así, es como tenemos que crecer, mientras vamos siendo y fluyendo en esta experiencia vital. Cuando se ejerce de esta manera, sabemos que de continuo la vida se convierte en un río de corriente continua que fluye regando cualquier instancia de vida y nos deja saborear plenamente nuestro ahora, desterrando el sinfín de miedos y temores que de manera injustificada nos invaden y nos agotan y colapsan sin una realidad que lo justifique.
Os invito a mirar de verdad en vuestro interior, ya veréis cuan interesantes y maravillosos sois. Con todo mi amor, para todos mis amigos.

Maribel Durán
© Todos los derechos reservados