Archivo de la etiqueta: hombre

LA SEMILLA DEL AMOR

campo crecido

Dentro del hombre convive lo mejor y lo peor y siempre ha sido así a lo largo de toda la humanidad. En cada uno de nosotros brotó la semilla que nos dio vida y la vida es el mejor de los regalos que hemos recibido.

Cada día que amanece se guía de un propósito, de nuevas experiencias que nos acercan una verdad; brindándonos una nueva oportunidad para el cambio. Depende de nosotros hacer que la semilla crezca dando buenos frutos.

El campo está sembrado y quiero creer, porque así lo siento, que el amor, la máxima energía de este universo, está latente en todos y cada uno de nosotros y ello conseguirá que se despierte una nueva conciencia que nos haga más libres, más sabios, más sensibles y más dignos de amar y ser amados.

Maribel Durán

 
© Todos los derechos reservados.

 

CONVERSANDO CON UN AMIGO

960051_127999647398407_1797637607_n
Hablando con un amigo en cierta ocasión, me decía que lo qué estaba científicamente comprobado con relación al hombre, es que éramos materia, y que nos creemos el sumo de la inteligencia y que, lo qué de verdad hacemos, es complicarlo todo.
 
Yo le respondí que tenía que ser así…lo complicamos y lo descomplicamos. Es la experimentación lo que nos hace saber y comprender. Somos como esos niños curiosos que ven un reloj y hasta que no lo han destripado no han quedado a gusto, para luego lenta y arduamente conseguir encajar todas sus piezas por sí mismos y hacer que funcione.
 
A su vez él me respondía : – el problema de todo esto es que te das cuenta – si te das – cuando ya te queda poca vida. Debido a esto en muchas tribus se les hace tanto caso a los ancianos.
 
A lo que le conteste : – No te preocupes por eso, estoy segura qué, lo que tengamos que aprender, lo vamos a aprender también, da igual cuando sea…porque todo tiene su momento aunque no lo creamos. Lo mejor es sentirse en lo que se acomete. Que interioricemos nuestras experiencias, que sintamos su calado, que lleguemos a la raíz de las cosas. Tenemos que ralentizarnos un poco, vamos demasiado aprisa y lo que nos acontece no lo saboreamos, sólo cuando ha pasado y ya no va a volver le queremos dar importancia, y así no puede ser, porque vamos por la vida a medias. Hay que echar el freno, STOP, y a partir de ahí, sacarle todo el jugo a la vida, día tras día, en su presente.
 
Él no obstante, me replicó: – Ya, pero mejor sería darnos cuenta cuando somos jóvenes y poder vivir la vida un poco mejor.
 
A mi vez le respondí: – cuando eres joven tienes juventud, no entendederas, eso viene cuando sigues viviendo y no te arrebatas.
 
El siguió diciéndome que teníamos que nacer al revés…y yo después de reírme le comenté que mejor dejarlo estar, que no quería involucionar.
 
Él para terminar, dijo esta frase hecha: – “todos los caminos conducen a Roma”
 
Cierto, cierto, le respondí, teniendo en cuenta que la Tierra es redonda, lo exigible sería ver cual es el más corto. Pero el más largo, y ahí no se encuentran atajos, es el viaje interior. Ese no te lleva a Roma, si lo buscas, te llevará a saber más lo que de verdad eres.
 
Marybella

© Todos los derechos reservados

¿QUIÉN HA DICHO QUE EL MIEDO SEA MALO?

Como-superar-el-miedo-400x300
A continuación me gustaría hacer una disertación del hombre en su secuencia filogenética, con los mecanismos de desarrollo que despliega para la doblegación de la naturaleza y su comprensión, fruto del crecimiento de su inteligencia. Y por qué el hombre como ente creado en este universo, sigue una pauta fija, incrustada en lo más profundo de su esencia.
El hombre por naturaleza es un ser cambiante. En su contínua evolución va revisándose y actualizándose. Contrasta su experiencia con los acontecimientos que se van encadenando y, en la mayoría de la veces quiere obtener ventajas a cambio. Ese revisarse y repensarse, le va ofreciendo una estabilidad que le dá el equilibrio necesario, para seguir caminando ante la incertidumbre que lo envuelve.
El hombre siempre ha tratado de domar el caos, ya sea con brujerías, supersticiones, divinidades, religiones, filosofías, ciencias, tecnologías, ….y con un largo etc. Pero no obstante, siempre sigue teniendo esa necesidad de controlar, de hacer suyo, de comprender, de saber, de crecer ó evolucionar, de progresar; es decir, de poder llegar más allá.
El hombre presiente desde siempre que el camino es largo, sí, tan largo que cada día lo sigue andando y nunca termina. Es esa continuidad en el tiempo, que va parcelando en diferentes disciplinas para no perderse y valerse de ellas cuando las necesita, las que lo avalan y lo sujetan a la realidad que vive. Pero su impulso surge desde el mundo inmaterial de sus ideas. –verdadero motor que le va a ayudar, para ir conquistando todas las plazas posibles en su trayectoria –.
Pero lo que al hombre le hace avanzar sin duda, es algo muchísimo más elemental, escrito ya en la primera célula del origen, y es: SU MIEDO A DEJAR DE SER, es decir, a que lo desconocido le cause daño, de ahí precisamente, su necesidad intrínseca de controlar, de hacer suyo –al que me refería –, de tratar de aclarar la duda, de encontrar la verdad, de gustarle el saber como instrumento para hacerse con la mayor sabiduría y con ella del mayor dominio.
El hombre deviene en un ser que a través de cuestionarse todo, por sentir verdadera incertidumbre y miedo, se hace filósofo.
Este miedo es una impronta en su esencia para la búsqueda sin fin. Es la semilla de la que ha germinado todo y de la que se sigue sirviendo, pese a todo el bagaje histórico, cultural y educacional del que ha ido revistiéndose. Y es el que sigue imperando en la civilización actual.
El hombre si no tuviera esa necesidad de control que le dá su miedo intrínseco, no habría llegado en su largo camino recorrido hasta aquí.
Por ejemplo, el hombre en su faceta política, es ese ser revestido de lo expuesto anteriormente, pero dentro de un propósito social: prevalecer sobre aquello que le es  desconocido y le provoca inseguridad. De ahí, muchas veces cuando se siente amenazado, la reafirmación en su propia visión de la realidad social que lo rodea. Si esa amenaza es relevante para la consecución de sus fines sociales, provocará unas reacciones igual de relevantes en sus posibles respuestas. El miedo a la libertad en este caso, nos lo causa el miedo por la imposición del otro.
También, cuando el joven, llegado el momento abandona “el nido”, pese a lo conocido, seguro y confortable que se pudiera encontrar, surge esa impronta como miedo por dejarse controlar y busca formar su propio nido. El hombre actual necesita encontrar su identidad y valerse. Es precisamente su miedo a no ser, el que le hace buscar su propia independencia y control.
Si el hombre es hombre, es gracias a su gran afán en buscar y comprender lo que lo rodea, y la impronta del miedo a dejar de ser, esta tan intrínsecamente presente en su esencia, que es también la que ha posibilitado todo lo aventurero y explorador que hay en la humanidad., lo que no se conoce, no se sabe a priori como nos puede afectar, si se nos manifiesta (no controlamos), ese es el empuje que utiliza el hombre para su búsqueda existencialista y que derrama en todos sus ámbitos, como semilla pronta a germinar en el área que se necesite.
Por lo cual hay un miedo atávico, insertado en lo más profundo de la esencia humana, algo reptiliano y que toda la ilustración desplegada en la humanidad hasta nuestros días, no ha podido borrar.
Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

 

SOBRE EL DÍA DE LA MUJER

10259809_1055912891164460_2282608540267262936_n

Ayer fue el día de la mujer, un día que se aprovechó para seguir resaltando todo aquello que todavía falta por conseguir y para contrastar tiempos pasados con la mejora que hoy, no obstante, se ha conseguido.
Pero yo le decía a un amigo del Facebook, que para que esta creación sea completa y maravillosa y se continúe necesita irremediablemente de ambos, el binomio perfecto —-hombre-mujer —–; —-mujer-hombre— y ambos tan importantes y con características y personalidades diferentes………porque igual de lo mismo cansa.
Dios es el único que cuando crea algo lo hace tan perfecto como para que su obra se continúe y alcance la perfección por si misma. Y en eso estamos ahora, en alcanzarla, aunque nos quede todavía un millón de años. Y lo otro son modas…..que sí la mujer andrógina, tonterías eso es prácticamente un anatema. La mujer tiene que ser mujer, con todo lo maravilloso que eso tiene. Damos vida con vuestra semilla, tenemos el don de portar esa vida que germina y late en nosotras, compartimos esa vida nueva con vosotros y siempre sentimos ese complemento vital y absolutamente necesario que nos dais, para no andar cojas por el mundo.
Os pido paciencia con nosotras, tenemos toda una bomba hormonal en nuestro sistema biológico. Paciencia nosotras con vosotros, para haceros comprender que no es fácil tener que lidiar en todas las parcelas y superándonos día a día, y casí sin que se nos note, no vaya a ser que os sintáis sensibilizados negativamente en vuestro ego……..Y todo ello a ser posible con entrega y amor hacia los nuestros y saliendo al mundo a aportar profesionalidad en cualquier área.
Pero quedaros con esto: sin vosotros nada sería posible. Ambos somos la sal y la pimienta para que el guiso tenga gracia y se pueda celebrar.

Es por eso que hoy lo quiero proclamar: FELIZ DIA DE LA  PAREJA.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

El TRANSHUMANISMO

El Transhumanismo

Si me dicen que a la conclusión que va a llegar  el hombre después de todo lo aprendido hasta ahora,  en milenios de religión, filosofía, ética y humanidades en general, es crear un ser-máquina, totalmente controlado, y así evitar todo tipo de errores y tragedias humanas. ¡Me niego totalmente a pertenecer a esta masa irracional!

Este movimiento posthumano nace como un rechazo del humanismo tradicional, por considerarlo un fracaso en mejorar a la persona. Pero controlar todo lo que una persona pueda ser es dejarla sin SER, es hacer un autómata., considero que eso nunca puede ayudar al ser humano. Las emociones pese a toda la controversia que puede crear en las personas es lo que nos hace más humanos, categoría que una máquina está lejos de experimentar con autonomía propia.

Una persona se encuentra en continua evolución, precisamente por estar viva y verse afectada por su manera de interactuar con el medio que a la vez va modificando. Si hay algo que caracteriza a los humanos es precísamente las emociones. Eso es algo que por muchos chip inteligentes que le coloquen en el cerebro no van a experimentar. Nunca seremos máquinas si tenemos sentimientos y emociones. Y aunque fue un tema tratado dentro de la ciencia-ficción por Asimov donde un mundo cibernético desarrolla de tal manera los robots que se erigen como los nuevos entes que gobiernan y dirigen la humanidad……quiero que eso se quede dentro de ese tipo de literatura y nunca trascienda lo virtual.

El hombre nunca deja de tropezar y tropezar…..siempre se cree el súmmum, pero precisamente cada vez su tropiezo es mayor. Si una persona tiene una anomalía fisiológica y se puede reparar mediante la tecnología, eso es un buen uso. Pero pretender igualarnos a máquinas, pensando que así vamos a ser más felices, me parece una aberración. El ser humano tiene una esencia, una conciencia, que ninguna máquina puede emular y que nos hace totalmente diferentes de cualquier ingenio u ordenador. Un ordenador por muchas operaciones que pueda realizar siempre estará limitado, no así el hombre que su inteligencia sigue avanzando en base a sus conocimientos alcanzados y conjuntamente con su inteligencia emocional.

Ahora mismo el hombre si quiere puede manipular genéticamente ciertos genes conocidos…..pero lo que nunca sabrá el hombre es como incide en la vida de un individuo los cambios artificiales que pudiera realizar. Precisamente esa improvisación o indefinición genética que le da origen al hombre, es una combinación única que hace que no exista un individuo igual a otro.

Que se nos haya dado el don de procrearnos es algo maravilloso, pero sólo traemos vida. Es algo que ya está manifiesto en nuestra facultad biológica, pero el jugar a ser Dios puede significar nuestro fin.

Tengo la convicción de que es el  AMOR lo que realmente obra como energía que cambia nuestro estado y nos hace mejores.

Una cosa es la retórica que emplea el trans-humanismo pretendiendo que el hombre sea perfecto, precisamente cuando deja de tener todo lo que caracteriza al hombre, lo bueno y lo malo que posea, para según ellos sea feliz y pueda vivir sin problemas con todo programado y controlado. Y otra cosa es que eso nunca puede llegar a tener fundamento, el hombre es un ser libre en su consciencia y sólo así evoluciona, por error y acierto llega a la solución de la mayoría de su problemas. Siempre tendrá que experimentar con su propias experiencias que serán en muchas ocasiones retos para subir su autoestima y motivarlo hacia otros retos. Somos así, hemos sido creados así, lo otro no son hombres, quizás sólo su forma exterior, son autómatas. Para qué quiero yo vivir eternamente en un cuerpo que se le van cambiando las piezas, si no tengo novedades, ni ilusiones, si no tengo ALMA.

Los humanos venimos a este mundo dentro de un ciclo natural, con unos padres que nos dan nuestro cuerpo y que va a tener la trayectoria que realmente necesita, nuestro cuerpo envuelve nuestra esencia, nínguna ciencia puede cambiar eso, lo otro que pretende el trans-humanismo no es en absoluto equivalente a lo que realmente es el hombre.

El cuerpo humano es la máquina más perfecta que existe, los médicos lo saben, es una auténtica maravilla. Pero no está creada para que bajo esa forma dure eternamente, no lo necesita…..no es su meta. El hombre tiene otros niveles de conciencia que ir abordando y lo hará como las ninfas o crisálidas del gusano de seda,  cambiando su envoltorio cuando vaya cambiando de niveles, pero su esencia si es eterna y siempre estará ahí.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados