Archivo de la etiqueta: camino

CARLOS

1475816F-7A35-453E-994E-710AC978DEEC

Te llamas Carlos
y un día insospechado
llegaste a mi vida.
Yo no lo sabía,
pero mi instinto
algo me apuntó.
Porque en tu nombre
presagié parte de tu ser:

Por la C de cariñoso
Por la A de amante
Por la R de razonable
Por la L de lealtad
Por la O de oyente maravilloso
Por la S de sabiduría

Y hoy puedo decir,
sabiéndolo plenamente:
Que ese día me tocó la lotería.

La mejor, de la mejor
que te puede tocar,
para sentir como el amor,
teje su manto cálido
con comprensión y respeto.
Y cada día va poniendo
dosis de ilusión
que eleva ese sentimiento.

Desde entonces,
amaneceres de muchos calados
se han escrito
en el devenir de nuestros días.
Desde nubes oscuras que dejan rayos y lluvias,
a soles que impregnan todo de luz y alegría.
Así, como la vida misma.

Pero juntos hemos hecho camino
y formado una familia.
Y juntos, y con empeño,
que fortalece nuestros días,
hemos escrito este capítulo
que da rienda
al libro de nuestras vidas.
Con tinta que sale del alma
y va imprimiendo los hechos
que en esta realidad
se van sucediendo.
Poniendo de manifiesto,
que con amor todo se puede,
porque siempre pone
lo mejor dentro del paisaje
para recorrer los caminos
que la vida trae.

Y sin ti, 
yo no sería la misma.

GRACIAS

©Marybella

TE ARRANQUÉ DE MI

Te arranqué de mi

Cuando recorro el olvido presiento que no estas lejos. Vas y vienes en recuerdos que sumerjo. Laceras mi memoria si te invoco, pero no creas que me siento vulnerable. Fuerza tengo para mil oleajes, para mil sabotajes, para saber que ya daño no me haces. 

Lejos te dejé para que largo sea tu camino y si vuelves, nada quedará de mí que caliente tu vida, ya sacaste todo desde su raíz y nunca podrá brotar lo que ya no está.

Deseo que encuentres horizontes que te muestren lo mejor y que el viento acaricie tu ida. Pero no vuelvas la cabeza y mira solo al frente, aquí ya nada queda que sea para ti, ni pretensiones, ni lágrimas, ni tristezas. Solo hay una decisión sin vuelta atrás, la de descansar en paz. Descansar de ti.

Marybella

© Todos los derechos reservados

PESE A TODO LA VIDA SIGUE

Pese a todo la vida sigue

He decidido  entenderte y salir de mí. Comprender esos impulsos tuyos que te llevan y te traen. La vida no pasa siempre por donde digamos, la vida no nos pertenece. Hoy estamos y mañana nos hemos ido para siempre. 

Guardemos nuestros  reproches y contentémonos, no saquemos lo peor y comencemos a practicar el ayúdate, ayudándome. Esa es una manera de estar, esa es una forma de encontrar una realidad que nos proteja de la lluvia que tan intensamente  nos mojó. Hagamos lo que esté en nuestra mano para encontrar lo mejor, ambos lo mereceremos. Por ello hay que entender lo que nos comporta y salir a la luz, que ella nos haga pantalla para descubrir todos estos cambios que habrá que experimentar. Cambios necesarios para ti y para mí, ellos nos darán otra visión para seguir y así encontrar metas juntos, levantar este ánimo tan tétrico y sentir esperanza, hacer que la vida renazca para ambos y dejar de una vez este pozo tan negro. 

Lo que nos ha pasado es muy amargo, muy horrible y muy intenso. Perder a un hijo es algo que nunca olvidaremos, pero estar así tampoco ayudará a que vuelva. Sabemos que aquí nunca será posible ya, solo en sueños y en los pensamientos que evocan nuestros recuerdos. No nos hagamos más daño del que ya la vida nos ha hecho, levantémonos y de la mano de nuevo caminemos, el final del camino está quizá lejos, aunque no incierto y los serpenteos que traiga, juntos los mitigaremos. Así unidos haremos camino de nuevo y que nuestros ojos vuelvan a ser espejos que reflejen nuestro amor.

Marybella

 © Todos los derechos reservados

CERCA DE TI

 

Cerca de ti

Caminaré sobre tus huellas,

siempre cerca de ti.

Sentiré el latido que dejes,

el aire que despejes,

el calor que transfieras,

el sonido que acompañes…

Beberé de tu tiempo

estirando los segundos

que te alejes de mi.

Y cuando camines,

reanudaré ese camino

de manera infatigable,

sin dejar de seguirte,

ni despegarme de ti.

Que no es amor,

ni protección lo que doy.

Solo tu sombra indivisible soy.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados