Archivo de la etiqueta: amor

EL SUEÑO

75A62FCF-7450-4616-BA61-9A3667B19EEA

Soñé que habitaba en un planeta llamado Tierra. Era un planeta de una exuberancia y belleza de cuento. Nada escapaba de su inmensa plenitud. Allí los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego, habían esculpido con todo el sublime arte de que eran capaces, las maravillas que en él se encontraban.

Llegó un día que se necesitó de otra inteligencia, que al igual que un director de orquesta, dirigiera la música de la naturaleza. Entonces Dios, de manera razonable, depositó una brizna de esa sublime inteligencia en un nuevo ser dotado para acogerla. Llamó a esta nueva criatura “hombre”, en un sentido neutro.

Comenzó a desarrollarse en este azul planeta y se erigió en su dueño.

Al principio disfrutaba, como un auténtico niño, de todos los prodigios que se le iban mostrando a su alrededor y de los cuales se sentía bendecido.

Todo tenía un ritmo regular y necesario para su equilibrio: el día daba paso a la noche, las estaciones se sucedían, todo se renovaba con los ciclos naturales de nacimiento y muerte.

En mi sueño me recorrían sensaciones que poblaban mi ser y acudían a darme la razón de mi estar aquí. Tenía que rodar mi vida desde mi nacimiento como si de una película se tratase. Porque tenía que SER y, para ello, tenía que ESTAR.

Pasó mucho, mucho tiempo y en la Tierra habitó un mundo inmenso, donde una gran multitud de SERES se manifestaban y cada día se afanaban en seguir experimentando y llenar de momentos su VIDA. Así se iba escribiendo el libro de este magnífico planeta azul.

Pero llegó un tiempo en que el hombre se fue distanciado de su SER auténtico y su inteligencia ya no vibraba al ritmo que el corazón del planeta Tierra le marcaba. Poco a poco se fue erradicando de su influjo y actuando dentro de él con una arrogancia y superioridad que le dictaba su ego excesivo. Como consecuencia de esto, todo comenzó a cambiar a partir de aquí en el planeta Tierra.

Los primeros que sufrieron nefastamente, fueron las criaturas que el hombre creía que eran limitadas ante sus ojos: los animales. Se les fue expulsando de su hábitat natural y algunos llegaron a la extinción. Grandes y continuas guerras entre los hombres trajeron destrucción, muertes innecesarias, mucho dolor, hambrunas, enfermedades… Los mares se llenaron de deshechos propiciado por las ingenierías industriales del hombre, tales como residuos perniciosos y muchos plásticos. Las selvas masivas se fueron talando y quemando consiguiéndose cada vez más deforestación y desertización. A los ríos se les fue envenenando con los químicos vertidos de manera incontrolada. Se produjeron cultivos transgénicos que agredian la verdadera naturaleza de su esencia vegetal.

Ya no se sabía en qué estación se estaba. La climatología estaba dando un giro radical y los polos helados de la Tierra, que contenían una inmensa cantidad de agua congelada, se estaban derritiendo y elevando, consecuentemente, el nivel de los océanos. Esto, repercutirá negativamente en todo el ciclo natural y cada vez más tierras estarían sumergidas, destruyéndose las ciudades que hoy estaban en las costas.

También el hombre comenzó a tener enfermedades cada vez más indefinidas pero trascendentales en su vida: alergias, intolerancia, estrés, fobias, ansiedad, depresión, bipolaridad, cánceres de todo tipo. Y poco a poco este maravilloso planeta se vio mancillado en su más profundo sentido por todo este estado de cosas.

Eran muchos los que comenzaron a darse cuenta de todos los cambios que paulatinamente se estaban experimentando y querían cambiar todo lo que iba produciendo este caos, volviendo al origen.

Se dieron cuenta que la tecnología era un instrumento beneficioso o pernicioso según las pretensiones con las que se usase. Si sólo el egoísmo y la ambición estaba en el sustrato de los que actuaban, no se daría el respeto y equilibrio necesario para conseguir bienestar y se invertiría el orden de los factores que ayudarían a conseguir la evolución sostenible dentro del planeta Tierra, contrariamente, se darían todo tipo de fenómenos climáticos alterados, sufriendo cada vez más cataclismos ambientales y desestructuración de todo el sistema interior creado por el hombre. Algo que ya se había ido saliendo de sus límites y, no obstante, no se sabía realmente llegar a un acuerdo en el mundo para poner fin a este cada vez mayor desastre, y sin poder acceder a ningún otro planeta tan genuinamente sorprendente por la maravilla de lo que en él se nos había regalado.

En mi sueño llegué a sentir tantísima pena por la ingratitud y necedad de los seres que habitaban este mundo, y que encima, se creían superiores, que mi corazón quiso darles la espalda.

Pensé, ¿qué cómo era posible que estuvieran tan ciegos y no se dieran cuenta mirando hacia su interior, para encontrar la guía y remitir tanto desastre?.

Sólo si encuentran la semilla del amor naciente en el corazón de cada célula que los conforma, se abstendran de prostituir  con la ambición desmedida, a la naturaleza y los ciclos que los proveen.

Entonces desperté de mi sueño y un algo torcido perduró en mí por algún tiempo, dejándome un regusto amargo.

Aquí donde moro no hay tiempo, y después de darle vueltas y más vueltas al caos que sentí en el sueño, le pedí permiso a Dios para reencarnarme nuevamente,  y poder aportar  algo de la sabiduría que Dios quiso que volviera a trasladar al espíritu errático de los hombres.

Hoy nació un niño, en un lugar del universo llamado Tierra por sus moradores, que hizo saltar lágrimas de contento a sus progenitores y del que se iba a escribir de sus pasos aquí, durante toda la siguiente evolución de la humanidad. Será el caudillo que haga germinar la semilla de lo que verdaderamente fundamenta al Ser.

©Marybella

E6BDD491-2E58-4320-96C2-B001E7DA8369

PARA TI, MI POETISA DEL AMOR

7410FB80-6BD0-47E9-8AB3-B53B1E2F9D46

Gracias amiga. Qué feliz me ha hecho recibir tu poemario y que bella tu dedicatoria llena de cariño y de estima hacia mí. En esa estima me igualas a ti, pero yo, y no es falsa modestia, creo que me falta toda una escalera de peldaños para llegar a donde tú te encuentras.

Sí, por fin te decidiste a publicar un poemario, que hoy ha cobrado realidad y del que siempre supe que cuando lo hicieras iba a ser magnífico. Sí, por fin llegó para acariciar con la sensibilidad de tus versos el alma viva, esa que vibra y nos hace vibrar. Tus versos tienen La Luz de tu alma, esa que los engalana y los viste para la gran fiesta que da vida a este poemario; el cual, me ha parecido una joya llena de lirismo y del mejor tejido con el que se entrama la literatura.

Este no es un poemario más, ¡no amigos! es un poemario muy, muy especial, una auténtica maravilla, porque en él respiramos con el sentimiento que lo ha hecho posible y hace que el corazón de quien lo lee bombee al mismo ritmo.

Yo os invito a todos a que entréis en el perfil de Facebook de esta sublime escritora y poetisa Loli Albero Gil y lo obtengáis. Ella os lo personalizará dedicándolo con su bonita letra y lo enviará a la dirección que le pongáis por privado y sin gastos de envío. Os lo recomiendo encarecidamente, será un librito amigo que os llenará de las mejores vibraciones y del que no os separaréis, porque un canto a lo más genuino y puro del amor entre dos seres que se aman, es una experiencia vital en los humanos. Pero además, si eso mismo lo ves reflejado en la hermosura con el que esta poetisa lo hace, entonces, no solo es el sentimiento y la belleza de como lo expone, si no que se convierte en ARTE literario.

Fundidos en el crisol donde entran en comunión las almas y se dan “el mutuo obsequio”…porque tu obsequio va engalanado de la más excelsa de las energías que todo lo transmuta: EL AMOR. Tus versos llevan inmersos La Luz de tu alma, ellos hablan de ti de forma genuina y clara. Pero tú, además, lo plasmas con un lirismo que enamora y te hace navegar en el caudal que siempre fluye en abundancia y nunca decrece. El caudal que la vida transporta cuando en su seno habita el amor dándole calor y color a esa vida. Lo haces con una sensibilidad que emociona, con una belleza absoluta en tus letras que da vida al magma que bulle en lo profundo de cada uno de nosotros. Se vive la pujanza que contiene y las fases donde ese amor de enamorados va ilusionándose solo, mientras se alimenta de lo divino que lo contiene.

Querida poetisa y amiga, tú te creces cada día con tus letras y el mundo grande y genérico cuando le llegue tu influjo te honrará, como ya lo hacemos quienes hemos tenido la suerte de seguirte de cerca. Eres muy buena escritora, porque además de poseer el don de la escritura, sabes acercarte con empatía a la piel de los demás desde tu propio mundo, y así creas, unas historias que siempre edifican en quienes las leemos. Y ahora, además, con esta obra dejas que el mundo vea lo sublime de tus poemas. Te felicito genuinamente desde mi corazón. 

©Marybella

CARLOS

1475816F-7A35-453E-994E-710AC978DEEC

Te llamas Carlos
y un día insospechado
llegaste a mi vida.
Yo no lo sabía,
pero mi instinto
algo me apuntó.
Porque en tu nombre
presagié parte de tu ser:

Por la C de cariñoso
Por la A de amante
Por la R de razonable
Por la L de lealtad
Por la O de oyente maravilloso
Por la S de sabiduría

Y hoy puedo decir,
sabiéndolo plenamente:
Que ese día me tocó la lotería.

La mejor, de la mejor
que te puede tocar,
para sentir como el amor,
teje su manto cálido
con comprensión y respeto.
Y cada día va poniendo
dosis de ilusión
que eleva ese sentimiento.

Desde entonces,
amaneceres de muchos calados
se han escrito
en el devenir de nuestros días.
Desde nubes oscuras que dejan rayos y lluvias,
a soles que impregnan todo de luz y alegría.
Así, como la vida misma.

Pero juntos hemos hecho camino
y formado una familia.
Y juntos, y con empeño,
que fortalece nuestros días,
hemos escrito este capítulo
que da rienda
al libro de nuestras vidas.
Con tinta que sale del alma
y va imprimiendo los hechos
que en esta realidad
se van sucediendo.
Poniendo de manifiesto,
que con amor todo se puede,
porque siempre pone
lo mejor dentro del paisaje
para recorrer los caminos
que la vida trae.

Y sin ti, 
yo no sería la misma.

GRACIAS

©Marybella

EL AMOR SIN CADENAS

IMG_6324

Hay veces que el amor también se resiste, no se quiere colar en el regazo que lo acuna, en la piel que lo cobija, en la sonrisa que le da vida.

No, a veces el amor es así: corre raudo, huye de quien lo sujeta. De quién lo aprisiona y no lo deja respirar. No quiere dueños, solo libertad para dar sin medida o no dar.

No se le puede encerrar y si lo intentas, solo morirá. Es como un pajarito que trina con toda su alegría manifiesta mientras es y lo dejan ser.

Hay que dejarlo fluir como manantial que va regando lo que encuentra. El amor nunca es hipócrita, no sabe fingir. Puede que llegue y te encuentre, o puede, que viéndote, no te encuentre, porque no era para ti.

©Marybella

PARA MI ÁNGEL

ANGEL

(dibujo mío)

La nobleza que reflejas
es tu alma de luz
que del cielo te viene
como ángel de amor.

Ese amor que siento
aleteando en mi vida
lo riges cada día
con infinita ternura.

Que el ángel nos guíe
en maravillosa unión
paz y mucho, mucho amor.

Marybella

© Todos los derechos reservados

TERNURA


nena y perrito

Qué belleza se despliega ante el gozo del amor, de ternura se viste la niña cuando besa al cachorro bebė, que ni abrir los ojos puede y todavía huele a leche. Ese sentir es tan puro y brota tan espontáneo, que ilumina la imagen dándole todo su candor y nos traslada a ese sentimiento que transporta su corazón.

Es una estampa única y dice todo lo que un niño es, cuando la ternura y el amor son él.

© Marybella

SENTIRNOS AMADOS

image

 

Desperté gozosa sintiéndome entre tus brazos, ellos amorosos me rodeaban y con esa seguridad decían que me supiera querida y amada.

Cuantos gestos sin palabras son los que de forma espontánea nos hablan de mil maneras y van dándonos esas dulces recompensas que la convivencia a veces trae. Ellas son reflejo del lago profundo que subyace y que va dejando que desagüe y derrame el afecto y el cariño que desborda su interior.

Esas expresiones son únicas y confluyen con momentos que se viven en sentida comunión, quizá se acompañen de una mirada, de una sonrisa, de una caricia, de un beso, de un abrazo, de una lágrima vertida desde nuestro corazón; pero llegan a hacerse tan necesarias para sentir ese calor y bañarnos en amor, que es el agua que la vida nos da para regar ese fruto que germinó y día a día se robustece dando continuos y frondosos brotes de sentido amor.


Esa es realmente la llama que prende con fuerza, vivificando esa sensación, dándonos la pauta que reconforta el alma y como un rayo proyecta felicidad. Dichosos los enamorados que lo siguen estando después de caminar juntos muchos años, y se siguen mirando a lo ojos viendo ese lago que cada día sigue desaguando entre ellos amor. Es el mejor nutriente de vida para sentirnos con mayor plenitud y sacar de nosotros lo mejor.


El amor dentro de las personas puede adquirir, cuán escultura, un sin fin de formas diferentes y puede conseguir, de manera espléndida, que se instale en el corazón de los demás.

  • Marybella

    © Todos los derechos reservados.

NO SIEMPRE SE DA Y SE RECIBE

No siempre se da y se recibe

Hay personas que pasan por la vida casi de puntillas para no molestar. Personas llenas de ternura y de amor, personas educadas y sensibles que solo quieren lo mejor para los demás y parece que a estas personas no se les paga con lo mejor, que es lo que se merecen.

Quizá tenga que triunfar la altivez, la soberbia, el éxito contundente,  para quitarnos el sombrero en este mundo. Pero os digo que los que de verdad triunfan aquí, son esas almas buenas y generosas con los demás, aunque no reciban el premio que tan justamente merecen.

A veces lo dan  todo por los demás olvidándose de sí mismas y su vida se complica tanto,  que a los que les dieron todo en vez de comprender y darles cariño y amor, siguen su vida torciendo  la cara…no tienen tiempo de dar amor.

Sé que aquí en esta vida, la justicia que se encuentra según se proceda,  no es la más equilibrada. Pero sé y confió en otra justicia universal, a ésa nada ni nadie  puede escapar y todos, absolutamente todos,  nos rendiremos a su verdad.

Marybella

© Todos los derechos reservados

PESCANDO EL AMOR DENTRO DE TI

Pescando en la luna

Cuando viajamos hacia nuestra esencia interior, que nos da vida y es origen, realmente es como si lo hiciéramos al centro de la galaxia, allí donde la luz de millones de estrellas se concentra y nos ilumina exponencialmente la consciencia, entonces renacemos a la verdadera vida y nos damos cuenta por fin, que la energía más inmensa lo llena absolutamente todo de AMOR.

Marybella

© Todos los derechos reservados.