Archivo de la categoría: Prosa poetica

EL AMOR SIN CADENAS

IMG_6324

Hay veces que el amor también se resiste, no se quiere colar en el regazo que lo acuna, en la piel que lo cobija, en la sonrisa que le da vida.

No, a veces el amor es así: corre raudo, huye de quien lo sujeta. De quién lo aprisiona y no lo deja respirar. No quiere dueños, solo libertad para dar sin medida o no dar.

No se le puede encerrar y si lo intentas, solo morirá. Es como un pajarito que trina con toda su alegría manifiesta mientras es y lo dejan ser.

Hay que dejarlo fluir como manantial que va regando lo que encuentra. El amor nunca es hipócrita, no sabe fingir. Puede que llegue y te encuentre, o puede, que viéndote, no te encuentre, porque no era para ti.

©Marybella

QUIETUD

LA QUIETUD

La quietud de un instante puebla ahora mi universo, ese que veo, ese que siento, ese que no se mueve, ese que no suena, ese que es espejo donde ahora se mira mi alma. Desde aquí me dejo llevar y mi pensamiento se abstrae y vuela sin fronteras, introduciendo todas las improntas que marcaron mi espíritu y dándoles alas para que sean mis guías en este viaje hacia el centro de mi.

©Marybella

TERNURA


nena y perrito

Qué belleza se despliega ante el gozo del amor, de ternura se viste la niña cuando besa al cachorro bebė, que ni abrir los ojos puede y todavía huele a leche. Ese sentir es tan puro y brota tan espontáneo, que ilumina la imagen dándole todo su candor y nos traslada a ese sentimiento que transporta su corazón.

Es una estampa única y dice todo lo que un niño es, cuando la ternura y el amor son él.

© Marybella

TE ARRANQUÉ DE MI

Te arranqué de mi

Cuando recorro el olvido presiento que no estas lejos. Vas y vienes en recuerdos que sumerjo. Laceras mi memoria si te invoco, pero no creas que me siento vulnerable. Fuerza tengo para mil oleajes, para mil sabotajes, para saber que ya daño no me haces. 

Lejos te dejé para que largo sea tu camino y si vuelves, nada quedará de mí que caliente tu vida, ya sacaste todo desde su raíz y nunca podrá brotar lo que ya no está.

Deseo que encuentres horizontes que te muestren lo mejor y que el viento acaricie tu ida. Pero no vuelvas la cabeza y mira solo al frente, aquí ya nada queda que sea para ti, ni pretensiones, ni lágrimas, ni tristezas. Solo hay una decisión sin vuelta atrás, la de descansar en paz. Descansar de ti.

Marybella

© Todos los derechos reservados

UNIVERSO CONCÉNTRICO

Mundo concentrico

Mi mundo se encierra en un universo concéntrico donde aspiro el aroma de las flores y todo me envuelve con la luz plateada del reflejo lunar. Yo misma soy noche y luna, mujer y primavera…luz y sombras donde refulgir o desvaírme y transformarme en la dulce diosa del amor que vela tus sueños y te suspira muy quedo: duerme …duerme y descansa mi amor, llenándote de dulces sueños que te hagan ser feliz.

SOY

Un amor grande y luciente
caminando en pos de tu vereda
alcanza la encrucijada
donde tú la esperas.

La ilumina tu sonrisa
que le prendes en su alma
y como flor perfumada
exhala toda su fragancia.

Ella será tu musa,
tu brisa
y tu hada.
Saludará tus mañanas
y te prodigará de caricias.
Inspirándote bellas poesías
donde el amor sea tu máxima
y todas tus penas se vayan.

©Marybella

 

TATÚAME AMOR MIO

Tatúame amor mio

Tatúame la vida que mi piel revista, dame la luz de tus manos con las líneas de mi cuerpo, cantemos esa canción que nos lleve a sentir mil cuentos, embriagándonos hasta lo más hondo de nuestro vibrante sentir. Hazlo así, así…que sólo de esta manera quiero vivir. Tatuada por tus anhelos hacía mí y sintiendo tu palpitar suspendido como miel deliciosa que gota a gota derramas en mí y luego despacio y levemente me la haces sentir, con esas caricias tan dulces que me dan calor y llegan hasta el fondo de nuestro amor. Así, amor…de esta manera quiero que me tatúes el alma, que imprimas ese sello indeleble que nunca se borre y cuando por alguna razón te tengas que ir, quiero que sepas amor mío, que siempre te llevaré en mí.

Marybella

© Todos los derechos reservados

SAL DE VIDA

la hermosura abre el alma

Un cielo se abrió cuando te vi pasar. Eras ese universo nuevo que lucía sus mejores galas con la belleza exaltada de la primera juventud.

Nunca supe a ciencia cierta si eran mis ojos hogueras que te devoraban y encendían tu piel, o eras tú la antorcha que te reflejabas en todo el abismo de mi ser.

Saborearte quise y supe que sabias a menta y a miel, con frescura radiante y dulzor a la vez, quise aguantar ese cóctel y solo me asfixié en él.

Caí en la dependencia de tu red, de mecerme en ella y no querer saber nada que me hiciera alejarme de ti, solo por ti respiraba y me sentía vivir.

Suspiraba en la dicha de tenerte, de que calmaras mi sed, que con solo tu bella sonrisa ya me llenabas de luz y abrías todas las esclusas para desaguar el gozo de mi pasión.

Ahora cuando miro hacia atrás y vislumbro esa mujer que eras, nada echo de menos, que para mí sigues todavía más bella. La vida te ha ido colmando de excelsa magnificencia y cada día que pasa con ella me premias.

Marybella

© Todos los derechos reservados.

REFUGIO PARA MI CORAZÓN

Refugio para mi corazón

Eres refugio de mis desesperanzas, de mis lamentos y agonías. Quiero llevarte dentro y que sujetes mi llanto cuando desgarrada y sumida entre las sombras que me lance la vida, caiga mártir de mi desazón y me entregue con frenesí al dolor. No dejes que la amargura cale tan hondo que la sangre se envenene y que de ella la vida se aleje.

Háblame, necesito de tus palabras como esa brisa fresca que te limpia y refresca la cara. Dame tu mano, quiero sentir tu piel caliente y con vida, recorriendo mis heridas, levantadas como escarpias y doliente me acompañes recogiendo mi sufrir. Sólo así sabré, con la fuerza que sale del alma, que mi voluntad podrá remontar y apoyándome en tu amor, algún día como gaviota libre podré volar. Cuando las llagas de mis pies ya no sangren. Esas llagas hechas a fuerza de andar los caminos hirientes de la vida. Pero no, no quiero que mi corazón se rompa, que las llagas no lo rocen, que es la fortaleza de mi sentir y si se rompe, ya nada quedará de mí.

Marybella

© Todos los derechos reservados

 

LO QUE PROYECTAS EN MI VIDA

12087534_974029669352783_1867120312_n

Nací mujer y eso es algo que me identifica con una serie de atributos específicos de mi género. Entre ellos se cuenta mi dignidad, que radica en no dejarme avasallar por los enrevesados conductos mentales en donde transita la mente del hijo de los Andes. Es tóxico y dañino querer amar sojuzgando al otro, desconfiando de su lealtad, de su entrega, de su amor verdadero…es por ello, que me obligas a poner distancia mental y afectiva en mi relación contigo, es por ello que no me seduce tus súplicas al perdón. Más me refuerza en mi decisión, lo que he palpado en tu conducta, llena de desconfianza y forjada en miedos irracionales que te han llevado a la inestabilidad amatoria, notando, que esa forma tuya de amar, pende de un sutil hilo que no le presta ninguna consistencia.

Ya te dije que mi esencia solo se escanciaría en la mejor copa, siendo desde el principio muy clara y nunca llevándote a engaño. Es para mí una gran decepción haber puesto mis anhelos en un ser que me pagó así. He sido una ingenua, ofuscada por lo que creía tu amor. De ese amor auténtico, revestido de la mayor pasión que creí me profesabas y al que yo respondí con todo mi corazón.

Sabré apaciguar mi llanto, mi orgullo me reforzará a lamer las heridas que en mi sensible vulnerabilidad infringiste y me haré fuerte con la certidumbre que me ha arrojado tu manera machista y desquiciada de actuar.

Marybella

© Todos los derechos reservados

RAYO DE LUNA

Rayo de luna

Con inocente candor y surgiendo del lago de la vida, donde hay abismos que se ciernen en las noches oscuras y sin reflejo de luna, apareció esta niña mariposa desplegando sus finas alas. Como un duendecillo sutil salió volando a suplicarle a la luna que no la dejará de alumbrar, que ella,  era como esos espejuelos plateados en estela marina, que solo con su luz sabían navegar.

Noches, noches oscuras y duras, llenas de miedos que nos angustian y llevan nuestro velero a zozobrar. Saca la luz que nos guía con tu estela marina y así poder navegar, para arribar a buen puerto y componer los destrozos que nos hizo el mar.

Marybella

© Todos los derechos reservados