Archivo de la categoría: Poemas

REFLEJOS DE VIDA

Reflejos de vida

Estoy sin estar
en consciencia expandida,
sacando los reflejos
que alumbran vidas.

Vidas vividas
que toman notas compartidas.

Vidas dormidas
que son descanso de agonías.

Vidas soñadas
que reclutan añoranzas.

Vidas en penumbra
que viven a oscuras.

Vidas escuetas y tristes
que asoman miedos.

Vidas fingidas e hipócritas
que su danza es la mentira.

Vidas muertas en vida
que son fantasmas de sí mismas.

Vidas locas y plenas
que son cascada de sorpresas.

Vidas que aletean
que buscan lo que las hace volar.

Vidas que enseñan vida
para guiar.

Vidas, vidas, vidas…
Que son la de él, la tuya y la mía.
y juntas se entrelazan cada día.

© Marybella

 

CAUDAL DE VIDA

caudal de vida

Imagen libre de derechos de autor

Caudal de vida
que desbrozas ánimos.
Vas socavando minutos
que lo van llenando.
Son olas al viento
que salpican gotas,
refrescando lo nuevo
que nos va llegando.
Y dejando huella
con lo mejor y lo peor
del ser humano.

Caudal de vida
que regalas sueños,
a veces inalcanzables.
Otros son alfombra voladora
que nos llevan de la mano
para tocar jardines
en los que plantarnos
y sembrar la semilla,
que también contiene lo mundano,
con todo lo bueno y lo malo
que en este mundo habitamos.

Caudal de vida
que saludas cada jornada
con todos los vaivenes
que los afanes traen.
Ejerciendo de montaña rusa
que sube y baja.
Dejando otear el horizonte
para después caer de plano.
Buscar el equilibrio
en esta tesitura, decía mi abuela,
es lo verdaderamente sabio.

© Marybella

 

 

SUEÑO VITAL

sueño vivencial

Sonatas de primavera
cautivan el aire
y lo hacen vibrar,
regalando notas
que el viento esparce
en sublime libertad.
Me traen risas,
Me traen llantos,
Me traen penas,
Me traen rimas de felicidad.
Laudes en la madrugada
bendicen el firmamento.
Doy gracias…
Gracias a Dios por estar.
Ya nació la niña
que juega con lo terrenal.
Vino como capullo aromático
de pureza e inocencia integral.
Pero su tiempo, está corriendo,
y no la soltará.
Eclipsándola en las horas
vividas de su terrenidad.
Pero ella sabe,
que no es de aquí,
y solo su cuerpo físico quedará.
Es esencia espiritual,
que pertenece al océano de la eternidad.
Sólo ha asomado
en un sueño experiencial
para luego despertar
en la verdadera realidad.

©Marybella

SOY DE AQUÍ

soy de aqui

 

Te cuento que nací cuando la primavera toca a su fin.

Que soy hija del aire y mi cabeza vuela ágil y sutil.

Que no derrocho tiempo en lo que me hace sufrir.

Que soy positiva y trato siempre de llenar de flores mi jardín.

Que desprecio la traición, la posesión, la maledicencia y la intromisión.

Que amo la inocencia, la transparencia, el orden y la pulcritud.

Que fuerza pongo en lo que siento, y la doy, a quien quiero hacérsela sentir.

Que lucho por mis metas, con denodada ilusión, dejándome hasta la piel.

Que no aguanto la estupidez del que se cree listo y se las va dando.

Que el mejor abono para sembrar en la vida se llama amor y honradez.

Que miro a las estrellas y soy polvo de ellas, polvo con corazón e inteligencia.

©Marybella

VAMOS A BAILAR

VAMOS A BAILAR

Dame tus caderas y mécelas al ritmo de mi compás.

Envolviéndome con ellas, por delante y por detrás, así,  acercándolas más y más.

Y luego un, dos, tres…un, dos, tres, volvamos a empezar.

Agarro tu talle cimbreante y mi piel se viste de ti.

Te siento abierta y quiero ya beber tu néctar, ese que se derrama entre tus piernas,  lubricando el ritmo de tus caderas.

Tu pecho rompe los diques del deseo al vaivén de mi compás, mientras tu boca sella la mía incitándome, si se puede, aún, más y más. 

Qué ya no puedo aguantar los deseos, los deseos que tengo de ti y en el éxtasis de la música me dejo arrastrar por fin.

 © Marybella

 

CARLOS

1475816F-7A35-453E-994E-710AC978DEEC

Te llamas Carlos
y un día insospechado
llegaste a mi vida.
Yo no lo sabía,
pero mi instinto
algo me apuntó.
Porque en tu nombre
presagié parte de tu ser:

Por la C de cariñoso
Por la A de amante
Por la R de razonable
Por la L de lealtad
Por la O de oyente maravilloso
Por la S de sabiduría

Y hoy puedo decir,
sabiéndolo plenamente:
Que ese día me tocó la lotería.

La mejor, de la mejor
que te puede tocar,
para sentir como el amor,
teje su manto cálido
con comprensión y respeto.
Y cada día va poniendo
dosis de ilusión
que eleva ese sentimiento.

Desde entonces,
amaneceres de muchos calados
se han escrito
en el devenir de nuestros días.
Desde nubes oscuras que dejan rayos y lluvias,
a soles que impregnan todo de luz y alegría.
Así, como la vida misma.

Pero juntos hemos hecho camino
y formado una familia.
Y juntos, y con empeño,
que fortalece nuestros días,
hemos escrito este capítulo
que da rienda
al libro de nuestras vidas.
Con tinta que sale del alma
y va imprimiendo los hechos
que en esta realidad
se van sucediendo.
Poniendo de manifiesto,
que con amor todo se puede,
porque siempre pone
lo mejor dentro del paisaje
para recorrer los caminos
que la vida trae.

Y sin ti, 
yo no sería la misma.

GRACIAS

©Marybella

¿DÓNDE ESTÁS LIBERTAD?

donde estas libertad

¿Acaso solo eres sueño
engañando mis sentidos?

Pero te diré algo:
No soy de nadie,
soy espíritu que ocupa un cuerpo,
aquí y ahora.
Las cadenas atan y tejen mis días
en eslabones que las suman.
Pero sé, que mi esencia las transcenderá.

No existe nadie que ate un suspiro
Ni agarre el viento
Ni amanse el mar.
Así tampoco a mi espíritu
que desde siempre existe ya.

Sé que mi cuerpo es mortal
y el viento se ocupará
de esparcir las cenizas
que ningún fuego enciendan ya.

No así lo que me anima,
eso, nunca perecerá.
Ahí, es donde está LA LIBERTAD
Y nadie ni nada, jamás, me la arrebatará.

Y Ahora, experimenta el espíritu,
como genio dentro de lámpara,
soñando con una realidad tejida
en un cuerpo mortal.

Espero…no levanto murallas
que lleguen al cielo.
El espíritu no tiene tiempo.
Siempre es presente e inmortal.

©Marybella

ÁNIMO, EL CAOS SE DERRUMBARÁ

F98DA3F3-66C0-4A31-9F61-536282B88369

Que dolor insospechado
se ha fraguado en tu mundo de papel.
Vientos ululando llantos arrastran:
tejados, árboles, casas y automóviles.

Un diluvio insaciable engulle lo de ayer,
desmoronándose como castillo de arena.
No son fantasmas los que por allí asoman,
son personas quebradas y en la indigencia
que ya no tienen nada.

Comprendo, hijo de los Andės, tu desolación,
y tu canto triste y compungido
que va afilando tristeza y temor.
Mi corazón no duerme en el olvido,
lanza rayos socavados
que pujan por aflorar,
e irradian tus amargas penas
que laceran mis entrañas.

¡Ánimo, vendrán aires sin tempestad!
que cálidos y suaves traerán paz,
y el júbilo será cierto.
¡Ánimo, la vida erigirá con fuerza de nuevo su cabeza!
Y pacerá en prados de armonía
donde la calma y el sosiego estén manifiestas.
Después, ya solo se escuchará la flauta andina
que lleva su dulzor al alma deshecha.

©Marybella