Archivo del Autor: Maribel Duran

PARÉNTESIS DE ETERNIDAD

384682_310746292298622_226775580695694_975015_2068189433_n

¿Qué soy?…

¿Dónde estoy?…
¿Hacia donde voy?…

Un misterio sin desentrañar, un misterio circular. Aliento mi espíritu sintiendo su vibrar.

Estoy…
Lo siento…
Es verdad…

Nada ni nadie me lo hará dudar.
La vida la siento como una corriente que viene y va, pero que nunca deja de fluir para bien o para mal. Cuando te subes al carrusel ya no dejas de girar, solo cuando la noche llega y te diluyes en sombras, abandonas ese estar porque algo nuevo tiene que llegar y te transcendera.
Hay un tiempo terrenal, sólo es tiempo con final. Pero no lo dudes, que el espíritu no conoce tiempos, porque ahí nunca está. Es imperecedero, sólo se alimenta de verdad. No necesita más que el mar de la eternidad. Siempre está y será…sólo adopta formas para experimentar y así sentirse en esa realidad.
¿Qué fundamento tendría llegar aquí y vivir una millonésima de segundo en contraste con esa eternidad y haber sido sólo un fragmento minúsculo de tanta variedad? Algo me dice que la carrera tiene más de una asignatura y experimentando es como se llega a sentir esa verdad. La que nos hace más sabios buceando en el arrecife de colores que palpita en el fondo, que no sólo de los conceptos y leyes que asoman en los libros. Antes está ese sentir que te hace acercarte a lo que de verdad te atrae. No sé dónde se encuentra la llave, quizá se llame curiosidad, sentimiento, intención, determinación, aventura…, qué se yo!!! Pero hay una fibra mágica dentro de cada uno que tira hacia una dirección, y con ella, encaminamos nuestros pasos con sigilo o determinación.

 No comparto del todo la enseñanza de Gurdjieff, porque aunque si nos dice que el hombre es un ser aún en desarrollo, no creo que sea  un robot cuyos pensamientos, sentimientos y actos sean poco más que reacciones mecánicas a los impulsos que recibe tanto del exterior como del interior. Afirmando que en él y alrededor de él todo ocurre sin la participación de su genuina consciencia. Y que tristemente, los seres ignoran este statu quo debido a la repercusión que la cultura y la educación ejercitan sobre ellos, confiriéndoles la ilusión de ser autónomos y conscientes. Concluyendo que el ser humano está dormido. En su presencia no existe un auténtico «Yo Soy» sino más bien solo un ego que se hace pasar por el genuino Ser y cuyas maquinaciones no son más que una triste imitación del pensamiento, el sentimiento y la voluntad verdaderos. 

La vida no es gratuita, cuesta mucho vivir. Pero no sabemos cambiar a otro chip, solo sabemos vivir…sólo cuando llega el momento de partir, me han contado, sabes más del por qué viniste aquí.

©Marybella

REFLEJOS DE VIDA

Reflejos de vida

Estoy sin estar
en consciencia expandida,
sacando los reflejos
que alumbran vidas.

Vidas vividas
que toman notas compartidas.

Vidas dormidas
que son descanso de agonías.

Vidas soñadas
que reclutan añoranzas.

Vidas en penumbra
que viven a oscuras.

Vidas escuetas y tristes
que asoman miedos.

Vidas fingidas e hipócritas
que su danza es la mentira.

Vidas muertas en vida
que son fantasmas de sí mismas.

Vidas locas y plenas
que son cascada de sorpresas.

Vidas que aletean
que buscan lo que las hace volar.

Vidas que enseñan vida
para guiar.

Vidas, vidas, vidas…
Que son la de él, la tuya y la mía.
y juntas se entrelazan cada día.

© Marybella

 

CAUDAL DE VIDA

caudal de vida

Imagen libre de derechos de autor

Caudal de vida
que desbrozas ánimos.
Vas socavando minutos
que lo van llenando.
Son olas al viento
que salpican gotas,
refrescando lo nuevo
que nos va llegando.
Y dejando huella
con lo mejor y lo peor
del ser humano.

Caudal de vida
que regalas sueños,
a veces inalcanzables.
Otros son alfombra voladora
que nos llevan de la mano
para tocar jardines
en los que plantarnos
y sembrar la semilla,
que también contiene lo mundano,
con todo lo bueno y lo malo
que en este mundo habitamos.

Caudal de vida
que saludas cada jornada
con todos los vaivenes
que los afanes traen.
Ejerciendo de montaña rusa
que sube y baja.
Dejando otear el horizonte
para después caer de plano.
Buscar el equilibrio
en esta tesitura, decía mi abuela,
es lo verdaderamente sabio.

© Marybella

 

 

SUEÑO VITAL

sueño vivencial

Sonatas de primavera
cautivan el aire
y lo hacen vibrar,
regalando notas
que el viento esparce
en sublime libertad.
Me traen risas,
Me traen llantos,
Me traen penas,
Me traen rimas de felicidad.
Laudes en la madrugada
bendicen el firmamento.
Doy gracias…
Gracias a Dios por estar.
Ya nació la niña
que juega con lo terrenal.
Vino como capullo aromático
de pureza e inocencia integral.
Pero su tiempo, está corriendo,
y no la soltará.
Eclipsándola en las horas
vividas de su terrenidad.
Pero ella sabe,
que no es de aquí,
y solo su cuerpo físico quedará.
Es esencia espiritual,
que pertenece al océano de la eternidad.
Sólo ha asomado
en un sueño experiencial
para luego despertar
en la verdadera realidad.

©Marybella