Archivo por meses: diciembre 2015

ESENCIA DEL SER

aromas

 

Con el despertar de la conciencia no se necesitan religiones. El ser humano es un ser espiritual ya de por sí, metido en un cuerpo material.

La nueva conciencia nos ayudará a sentir un nuevo cielo para obtener una nueva tierra.

Cada vez hay más personas que no necesitan identificarse con la forma, el dogma y los credos rígidos para descubrir la profundidad original oculta dentro de su propia  espiritualidad, y sentir al mismo tiempo la esencia de su propio ser. Se dan cuenta de que el grado de “espiritualidad” de la persona no tiene nada que ver con sus creencias sino con su estado de conciencia. Esto determina a su vez la forma como actúan en el mundo y se relacionan con los demás.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

 

EL ÚLTIMO TREN

TREN CERCANIAS

Seguía caminando por la calle sin detenerse, sabía que ya le quedaba poco tiempo para coger el último tren de cercanías. Cuando llegó a la taquilla y enseñó su bono, aflojó por fin,  la tensión que la embargaba.

Una vez en el andén se extrañó de no ver a nadie. Claro, se dijo así misma, es que hoy es fiesta y la gente no va a trabajar.

Cuando llegó el tren, entró en el primer vagón y pudo constatar que allí tampoco había nadie. Se sintió un poco contrariada, le hubiera gustado tener compañía y así entretenerse observando lo que cada uno le sugería. Era un ejercicio que siempre la distraía mucho mientras hacía el viaje.

Cuando el tren se puso en marcha, comenzó a mirar por el amplio ventanal pegado a su asiento y se fue extrañando cada vez más ante los escenarios que se iban sucediendo. Eran conocidos, no le cabía duda, pero no eran los de todos los días. Según fueron desfilando las estaciones, comenzaron a embargarla sentimientos y sensaciones físicas y anímicas muy diferentes. Marcaban, de manera muy vivida, todas aquellas etapas que se iban configurando en su cuerpo y en su mente.

Según iban pasando de largo las estaciones, sus nombres se borraban y otros nombres diferentes aparecían: estación de la madurez, estación de la juventud, estación de la primera juventud, estación de la adolescencia, estación de la niñez, estación de la primera infancia, estación del nacimiento, estación del no nato, estación de la concepción, estación de la nada….estación del todo.

         © Marybella

INTERACCIÓN ENTRE NUESTRO DOBLE YO Y EL TIEMPO

INTERACCIÓN ENTRE EL DOBLE YO Y EL TIEMPO

 

Todos tenemos un doble, aunque seamos uno. Tal como un iceberg, del que vemos una pequeña parte y el resto permanece oculta. Solo conocemos nuestra parte consciente, que es la que informan nuestros sentidos, pero somos seres multidimensionales, aunque solo percibamos la dimensión física. Una parte nuestra, la conocida, se mueve en un solo plano, la contraparte, mayormente desconocida e inconsciente, se mueve en múltiples planos o dimensiones.

Nuestro doble no es el cuerpo astral o etérico (aunque los incluye). Es verdaderamente nuestro “yo”, en otras dimensiones.

Lo llamamos doble por comodidad, pero de hecho es nuestro ser esencial, expresión de la conciencia infinita y luminosa. Es nuestro cuerpo espiritual, el ser superior.

Todo ocurre en el eterno ahora. 

El tiempo no viaja ni transcurre, pero nuestra conciencia física se mueve lentamente y solo capta algunos fotogramas de la realidad que el cerebro hábilmente une, dando la apariencia de movimiento y continuidad, creando una línea de tiempo.

La información no se mueve, ya existe, no puede ser creada ni destruida. Solo la conciencia se mueve, aparece y desaparece y por eso se dice que se mueve de a saltos o parpadeos. 

El tiempo es una creación de la conciencia para evitar que todo ocurra en el mismo momento y así poder hacer experiencia, aprender y evolucionar.

En el nivel físico nacemos, crecemos, envejecemos y morimos, pero esa es la realidad de nuestra parte material, que debe ser cambiada y renovada. Nuestro ser esencial, el doble invisible, no puede morir, porque es pura conciencia infinita. Pero para poder manifestarse y hacer experiencia en este plano elige una línea de tiempo. 

Cada línea de tiempo tiene su propia realidad.

Intercambiamos información con nuestro doble mediante aperturas entre los distintos tiempos. Estas “aperturas temporales” imperceptibles, son aceleradores del transcurso del tiempo que nos arrastran hacia otros espacios a velocidad prodigiosa.

Nuestro “doble” es verdaderamente otro “yo”, o mejor dicho es otro aspecto de nuestro verdadero ser. El cuerpo visible explora el espacio en una línea de tiempo. El otro, generalmente imperceptible, se mueve en múltiples dimensiones y explora otras líneas de tiempo.

Podemos decir que el cuerpo espiritual informa a nuestro cuerpo físico. Toda partícula emite y recibe ondas. Todo organismo recibe informaciones del medio para vivir y evolucionar. El espacio y la forma son opuestos complementarios.

El espacio es materia dispersa y la materia es espacio condensado. Lo único que se mueve en el universo es la mente.

El presente actualiza futuros potenciales creados por el pasado. Nuestro presente es la actualización de un tiempo pasado y la potencialidad de un tiempo futuro. Al ahora contiene los tres tiempos. Un cambio de pensamiento en nuestro ahora modifica el pasado y la potencialidad del futuro, ya que en los niveles fundamentales la información viaja en todas las direcciones del tiempo y del espacio. Nuestro ser esencial se mueve en estos planos. En realidad la información no viaja ni se desplaza, lo que se mueve es la conciencia.

Nuestro “doble” experimenta muy rápidamente nuestro futuro y puede viajar al pasado, por aperturas imperceptibles entre los tres tiempos, intercambios permanentes de información nos permiten elegir un futuro posible y cambiar un pasado determinado, actualizando un “presente” deseado. 

Es recuperando el principio vital de intercambio de información con nuestro doble espiritual durante nuestros sueños, que podemos conocer el objetivo o el sentido de nuestra vida y encontrar el equilibrio, la salud y la felicidad.

Tenemos múltiples potencialidades en nuestro futuro. Se trata de escoger la mejor para beneficio nuestro y de todos los seres. Para poder procesar y utilizar esta información valiosa, debemos actualizar y fortalecer el vínculo con nuestro ser interior: el “doble” espiritual.

Para esto necesitamos energía y un firme propósito, pero también alegría y creatividad.

La fuerza creativa de nuestra vida surge de los planos no conscientes.

Es importante prepararse para un “buen soñar” por la noche, para vivir bien durante el día, modificando nuestros pensamientos (siempre en positivo).

Momentos antes de dormirnos podemos ponernos en contacto con nuestro “doble”, exponerle nuestros problemas y pedirle que busque la mejor solución posible (de entre los posibles futuros). De ahí las frases: “lo consultaré con la almohada” o “la noche trae consejo”.

Debes tener total confianza en que tu “doble” espiritual, te lo va a resolver de la mejor manera posible (ya que tu doble eres tú en otra dimensión) y tener la “certeza” de que ya te lo resuelve. Hay que tener una actitud de total despreocupación y confianza.

Acepta el hecho que tus pensamientos pueden materializarse y afectarte y también a los otros (bien o mal). Hay que estar muy atentos a las señales que nos da la vida y saber escuchar los “avisos”.

La información proveniente de las “aperturas temporales” imperceptibles nos permiten mejorar nuestro presente. Son siempre tan rápidas que nos llegan bajo la forma de intuiciones, premoniciones y “corazonadas”.

El dirigir nuestra vida es nuestra responsabilidad. 

Da por hecho que lo mejor está por venir.

Acepta a tu ser multidimensional y a tu naturaleza doble .

Si exploras tu ser luminoso, tu parte ondulatoria, tus ser que existe más allá de la forma física y del pensamiento consciente, te volverás un maestro de tu tiempo y podrás controlar tu vida y modelar según necesidad el mundo físico.

 Nuestro doble es un explorador o mensajero. Es nuestro ser superior. Está ahí para asegurarnos el mejor presente a cada instante. Está listo para darnos todas las informaciones necesarias en cuanto se lo pidamos. Puesto que “él” es “yo”, está siempre dispuesto a crearnos el mejor porvenir.

Cuando estamos seguros de recibir ayuda en todo momento y en todo lugar, esta confianza se vuelve la base de tu actividad ya que no es una confianza ciega, es confianza en sí mismo. Te sientes siempre en tu casa, como el caracol.

Nuestro cuerpo contiene toda la información, pero es mediante nuestro ser esencial que podemos tener acceso a ella. El ADN es un almacén de información y una antena que recibe y emite mensajes, conectada con los campos de energía ondulante, que son los dominios de nuestro ser espiritual.

Todas nuestras células obedecen a la voluntad de este otro yo, que espera nuestro consentimiento para manifestarse. En otras palabras, tu ser espiritual, tu conciencia cósmica, tu parte ondulatoria y luminosa todo el tiempo quiere expresarse y rara vez es escuchada.

Su benevolencia y sabiduría es incuestionable porque “él” es “tu”, y siempre lo será puesto que tu conciencia personal emerge de tu conciencia infinita, pero como es imperceptible lo hemos olvidado. Es buscando y reencontrando el contacto con nuestro “ser luminoso” que podremos equilibrarnos, perder el miedo a morir y entender el objetivo de nuestra vida física.

Si tienes miedo, si estás preocupado o te sientes frustrado, estás enviando esa información negativa al medio y modelando sin querer tu futuro al elegir siempre una misma línea de tiempo.

Confía en el poder de tu inconsciente, ahí encontrarás la fuente de tu poder personal.

Maribel Durán

 © Todos los derechos reservados

 

ALMA DE POETA


  1. FB_IMG_1449621510796

Poeta que con letras haces saetas que van derechas al corazón.

Sabes  estremecer y anudarlas para que rían o lloren.

Sembrando gotas de vida que riegan con emoción.

Letras bordadas que levantan olas en el mar de los lamentos.

Engalanando el viento y todo lo que toca el suspiro de tu aliento.

Conectas el corazón y vas dando rienda suelta a la pasión.

Siendo la libertad la guía que pone alas a tu vida en ese sentir mayor.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

MI PEQUEÑA SANDRA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Niña, 
no encuentro palabras
para decirte lo que mi alma
siente  por tí…

Llegaste a la vida
para dar luz de amor,
y tuve tanta suerte
que a mi toda me tocó

Me siento tan dichosa
y  contenta,
de ver tu sonrisa,
de saberte feliz…

Eres ese capullito
que se abre a la vida,
y que cada día crece
en todo su sentir.

Eres ese  bello tesoro,
que Dios sabiendo
mi deseo,
un afortunado día me regaló

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

 

OJOS DE ÁMBAR

image

Esa noche que acaricia tu mirada y en luz se convierte dentro de mí, es la que me regala destellos, con la pasión qué sé que arde en ti.

Esos ojos de mirada profunda que cautivo me tienen, son los que inundan las nostalgias de mi sentimiento cuando siento que te pierden.

Esos iris bañados en ámbar, como dulce caramelo, son las transparencias que van cubriendo mi alma en el lago de los sueños.

Esas pestañas que los engalanan, dándoles terciopelo, son las que cierran y abren toda la balconada de su mirar enigmático y bello.

Así siento la fortaleza que brota de ellos, agarrándome con cadenas que me atan, para no dejar de columpiarme en su brillo intenso.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

EL AGUA

h-4018El agua

  

Sentí tu humedad aglutinada en las nubes caer penetrando en la tierra, llenarla de la savia fertilizante que hace que se renueve la vida y florezca.

Sentí la montaña reírse cuando bajabas por ella, saltando entre sus rendijas y sorteando sus piedras. Ibas chispeante, transparente y fresca.

Sentí como en las madrugadas bañabas de rocío toda la floresta, envolviéndola de  terciopelo plateado que dándole frescura, la llenabas y le sacabas fuerza.

Sentí como salpicabas cada mañana, con miles y miles de gotas,  mi piel, la ibas recorriendo con sutiles  culebrillas que la limpiaban y la hacían estremecer.

Sentí como eres el único líquido que de verdad calma mi sed,  tonificando e hidratando con tu esencia cada partícula que forma y da vida a mi ser.

Sentí como los mares y océanos están llenos de ti, desde esa fuente imperiosa ruges y te transformas, dando forma a las nubes que de nuevo el viento transporta.

Sentí ese ciclo que se desliza como feliz torbellino que da esplendor y vida a todo lo que toca,  todo te necesita y cuando tú no llegas, la vida se agota.

Maribel Durán

 © Todos los derechos reservados

EL SUEÑO ANARANJADO

El sueño anaranjado

Veía un velo anaranjado y detrás de él una luz amarillenta atraía mi atención. Notaba como toda la luz estaba tamizada en anaranjado pastel, mientras, seguía volando en mi incansable aleteo para llegar y darle la vuelta al horizonte de mi sueño. Esa noche desperté y no conseguí llegar, pero eso no me detendrá  mientras siga teniendo noches para soñar. Algún día conseguiré darle la vuelta al horizonte y ver lo que esconde detrás.

© Marybella

 

ELEVAR LA CONCIENCIA

12046808_965639370191813_6322003398437950171_n

Cuando transcendemos de esta dimensión limitada, según el grado de conocimiento espiritual y de verdadera esencia alcanzada, iremos avanzando en otros nuevos peldaños o dimensiones, que sí hemos comprendido nos irán liberando de tantas y tantas cadenas que nos atenazan. Hay una intuición para sortear dificultades y encontrar atajos que nos den alas. Elevemos nuestra consciencia, desde arriba se ve mejor ese camino que tenemos que seguir, que cuando estamos solo a pie del suelo y envueltos en mil trampas que nos hacen caer.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados

CAMINO HIRIENTE

CAMINO HIRIENTE

No llores más, que sé que vas triste por la vida llevando tu alma herida y sin dejar de sufrir. Un día llegará en qué tus pies no sientan las piedras del camino, porque su piel se habrá hecho fuerte y nada la lastimará. Ese día ya no te importará que pasen por tu lado y no te vean, sabrás que tu camino sigue hacia delante y no necesitarás ninguna sábana que tape tristezas, porque tus lágrimas sólo serán, ríos de vida que dentro llevas.

Maribel Durán

© Todos los derechos reservados